Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Economía y Finanzas

Bachillerato automático: ¿Cómo impacta en el sistema universitario?

Especialistas explican que afectaría la calidad de la educación superior y que no tendría un efecto relevante sobre la empleabilidad de los egresados.

Publicado

on

Foto: Andina.

Los estudiantes de universidades públicas y privadas que hayan aprobado sus estudios de pregrado en los años 2020, 2021, 2022 y 2023 podrán acceder al bachillerato automático sin realizar para ello un trabajo de investigación ni acreditar el conocimiento de un idioma extranjero.

Así lo estableció la modificación de la Ley Universitaria 30220, promulgada hace unos días por el presidente Pedro Castillo.

“Esta ley es fruto del consenso de diferentes instituciones: Congreso, Ejecutivo, universidades públicas y privadas”, sostuvo el mandatario durante la promulgación de la ley celebrada en Palacio de Gobierno.

En la última década (2010-2019), en el Perú, un total de 1.092.479 alumnos obtuvo el grado universitario de bachiller. En ese grupo, 459.840 alumnos (42%) lo hizo en universidades públicas y 632.639 (58%) en universidades privadas, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), provistos por la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu).

La promulgación presidencial de la norma que establece el bachillerato automático se produce luego de que el Congreso de la República aprobase el proyecto de ley respectivo el pasado 11 de noviembre.

Impacto en la calidad

De acuerdo con dos especialistas consultados por Forbes, la modificación de la ley perjudicará la calidad del sistema de educación superior universitaria.

Publicidad

Para Hugo Ñopo, investigador principal de Grade, “la extensión del bachillerato automático, junto a varias medidas pequeñas, son un conjunto de diversas intenciones de debilitar el sistema universitario”.

Según Ñopo, dejar de exigir un trabajo de investigación a los estudiantes de pregrado, junto disposiciones como el ingreso libre a universidades y fijar una edad para jubilación de los profesores, golpea la calidad de la educación universitaria.

Lea también: El BID y la OEI apuestan por digitalizar la educación en Latinoamérica

De su lado, el historiador Marcos Garfias, investigador principal del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), considera válido el argumento a favor de la medida que valora las dificultades que la pandemia supone para que los estudiantes realicen trabajos de investigación.

De hecho, algunas de esas limitaciones para los estudiantes son el acceso a bibliotecas y laboratorios y el trabajo de campo.

Para Garfias, sin embargo, el hecho de que no se efectúe el trabajo final de carrera desalentará que los alumnos demuestren haber adquirido habilidades en metodologías de la investigación y pensamiento crítico al momento de graduarse como bachilleres.  

Publicidad

“La idea es que esto (la investigación) se vaya incentivando en el bachillerato. [El bachillerato automático] lo quiebra y de alguna manera se retoma al momento de hacer las tesis de licenciatura”, agrega.

Vale apuntar que, en el 2019, egresaron en total 48.575 alumnos de universidades públicas y 87.929 de universidades privadas, según datos del INEI. Esta cohorte presentó trabajos de investigación y acreditó conocimiento de un idioma extranjero o nativo para graduarse.

“Si no hubiera pandemia, este debate ni siquiera se habría dado”, comenta Garfias sobre la decisión de implementar el bachillerato automático.

De 2010 al 2019, el 42% de los bachilleres se graduó de universidades públicas y el 58% de privadas. Foto: Andina.

¿Afecta la empleabilidad?

Sobre el impacto en las capacidades laborales y la empleabilidad de los egresados bajo la modalidad de bachillerato automático, Ñopo consideró que el impacto de la medida sería marginal.

Por el contrario, indicó que una mejora del sistema educativo universitario vinculado a sueldos mayores a los profesores o una mayor inversión en general, sí contribuiría a potenciarla.

“Los problemas son diversos, sistémicos y profundos”, dijo sobre el sistema educativo universitario.

Lea también: Talently: la startup peruana que coloca perfiles tech senior en Rappi, IBM, Lyft y otras firmas internacionales

Publicidad

Garfias también puso en duda que el bachillerato automático facilite el acceso al mercado laboral por parte de los estudiantes que graduados hasta el 2023.

“Pero sí es claro que alguien que tiene habilidades de investigación e idiomas compite de mejor manera”, comentó Garifas.

*Este artículo contó con la participación de Hugo Flores.

Siga todas las noticias de economía y negocios en Forbes Perú.

Publicidad