Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Editor's pick

Adex: “Hemos visto un desmembramiento del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo”

Julio Pérez Alván, presidente de la Asociación de Exportadores (Adex), analiza el impacto de la crisis inflacionaria global y la situación política local en los envíos peruanos. Explica que su gremio está trabajando en desarrollar cadenas de valor regionales para atender los mercados ante una eventual desaceleración de China, el principal destino de los despachos peruanos.

Publicado

on

Adex: "La gravedad de la realidad que vaya a suceder se va a ver en el segundo semestre y a inicios del 2023"
Julio Pérez Alván asumió la presidencia de Adex en abril pasado. Foto: Adex

Las exportaciones peruanas lograron un buen performance el año pasado. Según cifras oficiales, estas sumaron US$ 56.241 millones, lo que supuso un incremento de 34,9% respecto al 2020.

En 2022 el avance ha sido relevante. De acuerdo con cifras de la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat), las exportaciones totales entre enero y mayo de 2022 registraron un valor de US$ 26.447 millones. Esta cantidad representa un crecimiento del 17,8% con respecto al mismo periodo de 2021. Sin embargo, este año la actividad exportadora tiene desafíos a nivel sanitario, inflacionario, logístico y alimentario. ¿Será posible que el país mantenga la buena racha de 2021? Julio Pérez Alván, presidente de la Asociación de Exportadores (Adex), conversó con Forbes al respecto.

¿Cómo está afectando la situación global al sector exportador peruano?

El tema es global. Si ponemos en el piso el tema de la covid-19, podría afectar a todos los sectores. Pero el plano logístico es algo crucial para los exportadores. La gran subida del precio de los contenedores nadie se lo hubiera esperado. De US$1.500 a US$2.000 ahora cuestan US$11.000 o US$12.000. Cuando el mundo sale de la covid-19 y viene una demanda inmensa, primero hay desabastecimiento en las cadenas logísticas y hay problemas para proveer a los clientes. En segundo lugar, en los barcos no hay cupo para transportar más contenedores. Esto hace que los embarques lleguen más tarde. Eso en la parte marítima. En el sector aéreo fue igual. Aunado a la crisis de los combustibles (el incremento de precio), [todo esto] es una tormenta perfecta.

¿Cómo lo están gestionando?

Hemos intentado por todos los medios trabajar en la reducción de precios con las navieras, pero este es un tema internacional. Ha habido muchas fusiones de navieras, entonces se hace más complicado trabajar el tema. Estamos trabajando con Aduanas y otros organismos en ayudar a nuestros asociados para que sus costos disminuyan en algo.

Publicidad

¿Cómo se ha trasladado el alza de los precios de los contenedores a la estructura de costos del sector exportador?

Muchísimo. Si quiero exportar un contenedor de uva o palta, voy a tener un incremento en el transporte de entre 600% y 700%. Todo eso no se puede trasladar al precio. Una parte se va a tener que trasladar al precio. Pero para no salir del mercado –porque hay otros competidores que están cerca de los mercados, para quienes de repente el costo es menor­–, el exportador se ve perjudicado y tiene que asumir una parte de ese costo. Sus márgenes de ganancia se reducen y eso sí es algo preocupante.

¿Cuánto se ha reducido el margen de ganancia para los exportadores?

Entre 5% y 15%.

Estrategias para una posible recesión

Se habla de una posible recesión global. ¿Qué señales concretas advierten de este escenario?

Lo que venimos conversando. Me recuerda a un libro que se llama “El Cisne Negro”, en el que se da un evento impredecible que no está mapeado, pero cuando ocurre tiene un efecto casi devastador. Lo que veo no es un cisne negro, sino varios. ¿Quién se iba a imaginar que iba a venir una pandemia? ¿Quién se iba a imaginar que iba a haber una guerra en Europa, que iba a causar la crisis e los fertilizantes, la subida del precio de los combustibles? Las señales están ahí para todos. Son clarísimas. Aunque las opiniones están divididas. Varios expertos en Estados Unidos dicen que este es un país fuerte y va a resistir, pero el mundo ya no es como antes. Hay una incertidumbre inmensa. Con los datos estadísticos del ayer, no puedes predecir qué va a pasar mañana. No me atrevería a decir si va a haber o no una recesión, pero lo más probable es que esto ocurra.

Publicidad

Lea también: Esto es lo que dicen los multimillonarios sobre la posible próxima recesión en EE.UU.

La semana pasada el euro alcanzó la paridad con el dólar. ¿Qué efecto tiene esto en el sector?

Las opiniones son mixtas. Podría perjudicarnos, como podría beneficiarnos. Ahí es una incertidumbre total. Es un tema complejo para analizar. Asia es donde enviamos más del 50% de nuestras exportaciones. Este es el mercado que hay que seguir con mucho cuidado.

Las exportaciones siguen creciendo en los últimos meses. Considerando el escenario adverso que menciona, ¿cómo se explica esta situación a simple vista contradictoria?

Se nota contradictorio. Decimos que el mundo esta en crisis, pero batimos récords. Mi teoría es la siguiente: ya tenemos proyectos andando, igual que en el mundo. Esta es la foto del momento. La guerra de Rusia y Ucrania comenzó en febrero. La gente decía que terminaría rápida, pero no fue así. Hasta marzo [pasado], las expectativas del mundo eran resolver los problemas que dejó la covid-19. Pero ahora la cosa es más incierta. La gravedad de la realidad que vaya a suceder se va a ver en el segundo semestre y a inicios del 2023. Ahí sí vamos a darnos cuenta del impacto real de las distorsiones que estamos conversando.

Además: Investigadora estadounidense: “La demanda de recursos naturales de China siempre se va a mantener”

Publicidad

Un futuro menos proyectable

¿Cómo proyectan que van a evolucionar las exportaciones este año y los próximos?

Es súper difícil hacer pronósticos. Estamos yendo bien. El tema es China, que se está desacelerando y ha cerrado los puertos; ha bajado un poco la demanda. Pero si China vuelve a subir, la demanda de las materias primas va a ser muy favorable. Si eso no ocurre, sí la vamos a ver muy complicado. Junto con esto, parte del problema global, es el problema interno que tenemos en Perú. El problema interno es crítico. Imaginemos que China comienza a demandar metales. Si seguimos con este nivel de conflictividad [minera], no va a ayudar en nada. Tenemos mapeados más de 200 conflictos. En mayo descendimos más de 10% por este tipo de cosas. [En mayo pasado, las exportaciones mineras peruanas cayeron 13,5%, según la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía].

¿Cuál es su estrategia?

Podemos crear nuevas cadenas logísticas. Si tenemos problemas con China y nuestros compradores principales de América del Norte y Europa dejan de comprar de China, podemos crear un buen ciclo jalando las cadenas globales hacia América Latina. Le llamo acumulación de origen. Si hago piezas en México, que se ensamblan en Colombia y se exportan a Estados Unidos, todo cuenta como un solo país. Se está trabajando muchísimo (en esto) en cadenas en el área metal-mecánica, agroindustria, química y prendas de vestir. Adex tiene la Presidencia del Consejo Empresarial de la Alianza del Pacífico y estamos trabajando en ese sentido, especialmente con las pymes exportadoras que se van a ver afectadas por esto. Las empresas grandes mal que bien se defienden. A las pequeñas hay que cuidarlas, especialmente las que están dando un viso que, en el mediano plazo, pueden convertirse en empresas medianas.

Un balance del primer año de Gobierno

¿Cuál es su balance de los doce meses de gestión del Gobierno de Pedro Castillo?

El balance no es positivo en absoluto. Estamos viendo cómo todo lo que prometió se está desvaneciendo. Uno puede tener intenciones, pero si no tiene el equipo capacitado, no nombra profesionales que sepan de la cuestión pública y, en su lugar, ponga a personas allegadas al partido, a sus intereses, entonces esto se pone de cabeza, como lo estamos viendo.

Publicidad

Al inicio [del Gobierno], hubo una controversia con los TLC. [En el discurso presidencial del pasado 28 de Julio] lo mencionan suavemente, pero en el fondo [el Gobierno] quería renegociar, reorganizar, todos los TLC. Invitamos al ministro de Comercio Exterior y Turismo y le explicamos que más del 90% del Perú está ligado a los TLC. Él lo entendió. En ese momento (noviembre de 2021), creíamos que iba a haber un cambio positivo, pero hemos visto un desmembramiento del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur). Hemos visto cambios nada positivos en Promperú. No solo estoy hablando del Mincetur, también [ha pasado] en otros ministerios. Algunos ministerios están haciendo trabajo técnico, como el MEF (Ministerio de Economía y Finanzas). Ahora,[además], estamos entrampados con el tema de la corrupción. Al tema del no profesionalismo de las personas que están en las entidades públicas se suma el tema de corrupción a la “n” potencia que afecta todo el entorno presidencial. Es gravísimo.

Para más noticias de negocios siga a Forbes Perú desde Google News

Publicidad