Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Editor's pick

Estrellas de TikTok y atletas universitarias de élite: las gemelas que todas las marcas quieren patrocinar

Haley y Hanna Cavinder son pioneras en explotar sus imágenes como deportistas universitarias. Acumulan acuerdos con marcas por un total de US$1,7 millones. Así lo hicieron.

Publicado

on

Estrellas de TikTok y atletas universitarias de elite: las gemelas que todas las marcas quieren patrocinar
Foto: Instagram / Champs Partner

Hace un año, el 1 de julio del 2021, las estrellas del equipo de básquetbol de Fresno State, Haley y Hanna Cavinder, inauguraron oficialmente el comienzo de la era de los derechos de imagen en los deportes universitarios estadounidenses.

Ambas firmaron acuerdos con Boost Mobile y Six Star Pro Nutrition a las 12:01 de ese día, cuando a los deportistas de la Asociación Nacional de Atletas Universitarios (NCAA) de EE.UU. se les permitió por primera vez en la historia firmar acuerdos de patrocinio individuales.

Ahora, con cinco millones de seguidores en las redes sociales y un nuevo hogar en la Universidad de Miami, las gemelas Cavinder siguen liderando el camino.

Vea también: El gurú crypto Sam Bankman-Fried dijo lo que nadie se animaba a decir

En los últimos 12 meses, las hermanas de 21 años acumularon acuerdos con 31 marcas, incluidas Crocs, GoPuff y Venmo. Darren Heitner, un abogado que trabaja con las gemelas y ex colaborador de Forbes, le dijo recientemente al New York Post que ya habían ganado más de US$ 1 millón con sus negocios. Forbes estima que las Cavinder han asegurado acuerdos por un total de US$ 1,7 millones antes de impuestos y honorarios de agentes, incluyendo el efectivo que aún no han cobrado.

Esto las coloca cerca de la cima de los deportistas que más han ganado en los deportes universitarios.

Publicidad

Chase Garrett, fundador y director ejecutivo de Icon Source, un marketplace que conecta a deportistas con marcas a través del cual las Cavinder han logrado algunos de sus acuerdos, dice que las gemelas se encuentran entre los 10 atletas de la NCAA con mayores ingresos en su plataforma y que todos sus contratos en Icon Source superan los US$ 10.000, muy por encima del contrato promedio de la plataforma, de US$ 2.600.

“Ha sido un torbellino, pero estoy súper agradecida por ello”, dice Haley Cavinder a Forbes desde Miami, donde ella y su hermana están tomando dos cursos de kinesiología este verano antes de su último año. “Hemos aprendido mucho en el año, y hay mucho más por venir”, agrega.

El patrocinio de atletas universitarios 

Las gemelas Cavinder
Foto: Instagram

La cadena de eventos que llevó a la NCAA a aflojar sus reglas sobre deportistas aficionados —que no podían generar ingresos derivados de sus actividades deportivas— comenzó en 2019 en California, cuando se aprobó una ley que les permitió a los atletas universitarios mantener su elegibilidad para jugar en ese estado aunque hubiesen firmado contratos de patrocinio.

Las Cavinder comenzaron sus carreras universitarias ese mismo año en Fresno (California) pero la legislación no estaba en su radar.

En junio de 2021 un fallo histórico de la Corte Suprema de EE.UU. cuestionó las restricciones que la NCAA imponía a la compensación de los atletas universitarios y fue en ese momento que las mellizas comenzaron a escuchar que pronto los deportistas podrían lucrar con su nombre, imagen y representación.

Además: Nuestra revista | El imperio Gilinski: ¿Cómo construyeron su fortuna dos de los empresarios más ricos de Colombia?

Ese mismo mes la NCAA anunció una política provisional permitiéndole a los deportistas firmar acuerdos de patrocinio, la cual entró en vigor un día después.

Publicidad

Para las Cavinder, el momento fue fortuito. Hanna Cavinder había comenzado a publicar contenido en TikTok como una forma de pasar el tiempo durante la pandemia. Luego reclutó a Haley para que se uniera a su cuenta. Rápidamente atrajeron a miles de seguidores con sus videos que mostraban bailes y sus habilidades de baloncesto. Esto las convirtió en objetivos ideales para las marcas que de repente merodean por los ambientes universitarios.

El padre de las gemelas, Tom, quien había jugado baloncesto universitario en Nova Southeastern (Florida) se acercó a Garrett. Él le aconsejó a las gemelas que prepararan sus perfiles de Icon Source en caso de que se produjera un cambio de reglas de la NCAA y negoció la conexión con Boost Mobile. Tom Cavinder también se conectó con Heitner, quien presentó a las gemelas a Six Star. Los contratos estaban redactados y listos para firmar cuando el reloj marcó la medianoche del 1 de julio de 2021.

La historia de las gemelas Cavinder

Las gemelas Cavinder
Las gemelas Cavinder. Foto: Getty Images

Las hermanas planeaban estar en Nueva York para firmar los acuerdos lo antes posible. Pero cuando una tormenta detuvo su vuelo en Pennsylvania, tuvieron que firmar online utilizando el wifi del aeropuerto. Luego tomaron un Uber y llegaron a Nueva York a par de horas de su primera sesión con Six Star a las seis de la mañana para un anuncio en las redes sociales. 

La misma mañana, las gemelas aparecieron en CBS, ESPN y Good Morning America de ABC, así como en una valla publicitaria de Times Square que Icon Source alquiló para su primer lote de patrocinadores de la NCAA. Ya eran estrellas.

Six Star, que siempre había utilizado atletas profesionales para comercializar sus suplementos e incluso firmó un acuerdo en 2021 con cheerleaders que no estaban sujetas a las restricciones de la NCAA, quería causar sensación firmando a las gemelas.

Inicialmente, la compañía quería fichar a la estrella del básquet de Connecticut, Paige Bueckers, pero sabía que era poco probable que se moviera lo suficientemente rápido para un acuerdo el 1 de julio, ya que contrató a un agente y sopesó las ofertas de las principales marcas. 

Revise: Nuestra revista | Tras los pasos de Reebok: una conversación con el fundador de la marca sobre negocios y emprendimiento

Publicidad

Entonces Six Star cambió su enfoque a las Cavinder, quienes tenían una audiencia considerable y elogios en la cancha.

Jake Duhaime, quien supervisa el marketing de influencers y atletas en Six Star, también quedó impresionado por la sofisticación de la oferta de las Cavinder a las marcas

Jeff Hoffman, el agente de las gemelas en Everett Sports Marketing, señala que “pueden publicar videos en TikTok, donde ahora tienen cuatro millones de seguidores en su cuenta conjunta, o transmitir en TikTok Live”. 

En Instagram, donde tienen casi 900.000 seguidores en tres cuentas, también pueden transmitir en vivo o publicar en sus feeds, como una historia o un reel. En YouTube (72.000 suscriptores) pueden publicar videos más largos o cortos. También está Twitter, donde las hermanas tienen más de 22.000 seguidores entre ellas.

Cada plataforma tiene un precio diferente, lo que abre a las gemelas a una variedad de presupuestos de marketing y duraciones de contrato, por ejemplo desde una sola publicación en las redes sociales hasta un acuerdo por dos años, como es el caso de los acuerdos con el minorista de zapatillas deportivas Champs Sports y la promoción de lucha libre WWE. También hay oportunidades para anuncios de televisión, apariciones en vivo y charlas. “Ese atractivo multiplataforma está fuera de serie”, dice Duhaime.

Lee también: Nuestra revista | ¿Cómo Brian Chesky construyó Airbnb, la plataforma de hospedaje más grande del mundo?

Publicidad

El futuro de las hermanas

Las gemelas están convencidas de que su mudanza a Miami fue solo por el básquetbol y en búsqueda de un programa deportivo que les permitiera llegar aún más lejos en los torneos de la NCAA. Pero a simple vista se ve que un mercado más grande y la exposición mediática que tendrán en Miami impulsarán aún más sus negocios.

Además, el básquet no es necesariamente su objetivo a largo plazo. Si bien ambas Cavinder dicen que no rechazarían una oportunidad en la WNBA —nada seguro, dado su baja estatura en comparación a otras jugadoras— en estos momentos tienen tienen otros intereses, como el fitness y y los bienes raíces.

Ambas disfrutan de su experiencia como emprendedoras y anunciaron en enero pasado que en copropietarias de una empresa de ropa llamada Baseline Team que vende pantalones cortos de baloncesto con logotipos de equipos universitarios. Tampoco han tocado el dinero que han ganado, invirtiéndolo todo a través de los asesores financieros de sus padres.

Esto no significa que no estén disfrutando haciendo dinero. “Las atletas femeninas merecen equidad en su deporte”, dijo Hanna Cavinder a Forbes, y la nueva política de la NCAA “ha demostrado que en el último año tenemos las mismas oportunidades”.

“Entonces, poder estar a la vanguardia de eso es algo de lo que Haley y yo nos enorgullecemos”, concluyó.

Para más noticias de negocios siga a Forbes Perú desde Google News

Publicidad
Publicidad