Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Editor's pick

Cómo estos jóvenes empresarios peruanos han afrontado la incertidumbre este último año

Tras cumplirse un año de Gobierno de Pedro Castillo, los CEO de ISM, Kambista y Sicurezza cuentan cómo sus organizaciones han afrontado la incertidumbre política y qué desafíos tiene el país para los próximos cuatro años.

Publicado

on

Empresarios jóvenes peruanos sobre el primer año de Pedro Castillo
Foto: ISM, Kambista, Sicurezza. Fotocomposición propia.

Este 28 de julio se cumple un año de gestión del presidente Pedro Castillo liderando el Gobierno del Perú. Ante la incertidumbre local, el sector privado ha trazado nuevas estrategias para fortalecer sus operaciones. Estos tres empresarios cuentan a Forbes Perú cómo sus compañías han afrontado estos últimos doce meses y qué desafíos tiene el país para los siguientes años.

Vea también: Análisis | Primer año de Pedro Castillo: una gestión marcada por las investigaciones por corrupción y la incertidumbre económica

Cintya Añaños, CEO de Industrias San Miguel (ISM)

Cintya Añaños. Foto: ISM.

¿Qué balance harías de los ámbitos político y económico del Perú en el último año?

Creo que los enfrentamientos entre los poderes del Estado están perjudicando a toda la población peruana, y es algo que debe parar. Los peruanos tenemos la capacidad para salir adelante, incluso en una crisis global como la que se está viviendo. Sin embargo, es clave fijar un rumbo y trabajar todos juntos para alcanzarlo. Es importante que, tanto el país como el Estado, entiendan que las empresas somos una fuente de inclusión que lo que busca es llevar calidad de vida a todas las familias que dependen de nosotros, y a los consumidores. Solo trabajando juntos y teniendo una misma visión podremos salir todos adelante. Espero, como líder de una empresa 100% peruana y que empezó como un emprendimiento familiar, que esto se pueda cumplir y ver durante lo que resta del 2022.

¿Cómo ha afrontado su organización la incertidumbre política y económica local?

La incertidumbre nos ha obligado a ser más estratégicos en las acciones e inversiones que realizamos, pues ha impactado en el alza de materias primas claves para el desarrollo de nuestros productos. No obstante, nosotros apostamos por una rápida recuperación del país, por lo que seguimos apostando e invirtiendo en el Perú.

¿Qué desafíos sientes que tiene el país para los siguientes cuatro años?

Definitivamente, el principal reto es seguir sacando a las empresas adelante, pues, en la crisis política y económica mundial que estamos viviendo, es clave promover el desarrollo del empleo formal, sobre todo en la mediana y pequeña empresa. Este es un reto en el que esperamos poder colaborar. Además, otro gran desafío es promover la unión y subsanar las divisiones en todos los ámbitos de desarrollo, tanto en lo político, económico, social y ambiental. Existe una exclusión y brecha muy grande, que esperamos todos podamos contribuir con ello.

Daniel Bonifaz, cofundador y CEO

Daniel Bonifaz. Foto: Kambista.

¿Qué balance harías de los ámbitos político y económico de Perú en el último año?

Creo que la palabra que resume el ámbito político y económico en el Perú en el último año es inestabilidad. Y el problema de la inestabilidad es la paralización en el desarrollo en distintos sectores. Pedirle a este Gobierno que impulse el empleo es como pedirle a un bebé que camine al mes de recién nacido. He puesto solo un ejemplo y no he hablado de las oportunidades perdidas con la caída del precio del cobre, el shock externo por la inflación generalizada y el impacto de la guerra Ucrania-Rusia, el retiro de capitales al exterior por la desconfianza, la escasez y crisis de oferta en distintas industrias como la alimentaria y más. La inestabilidad política genera incertidumbre y la incertidumbre paralización. Si la economía no crece, no solo se estanca, sino que retrocedemos bruscamente. Cada día que pasa es una deuda con un interés usurero en los bolsillos de las familias peruanas.

¿Cómo ha afrontado su organización la incertidumbre política y económica local?

La situación que vivimos actualmente se asemeja a una niebla densa mientras manejas en carretera. En Kambista, tuvimos que ser más cautos con inversiones en nuevos productos, reformulamos presupuestos, frenamos nuevas contrataciones, pusimos el foco en el servicio y experiencia del cliente que es lo que está en nuestro control. Esta situación no es ajena a otros emprendedores. Personalmente, tengo una comunidad de pequeños empresarios en redes sociales y no dejo de escuchar el miedo y paralización de sus negocios, justamente, por esa niebla densa.

¿Qué desafío sientes que tiene el país para los siguientes cuatro años?

Hay muchos desafíos para los siguientes cuatro años, pero creo que el principal es ser realista con lo que se puede hacer. Me encantaría que se mejore la gestión pública del país, que la estabilidad y confianza en nuestra política aumente la inversión interna y externa, que nazcan emprendimientos disruptivos que sean referencias globales, que el empleo crezca y, por ende, nuestro desarrollo económico. Sin embargo, me cuestiono sobre cuáles son las bases democráticas que le den la estabilidad a un crecimiento económico sostenido de aquí a 20 años. Si cambiamos la mentalidad como ciudadanos, tendremos gente más competente liderando el país, no solamente por los que se presentan sino y, sobre todo, por los que votan.

Publicidad

Ileana Tapia, fundadora y CEO de Sicurezza

Ileana Tapia. Foto: Forbes Perú / Karen Candiotti

¿Qué balance harías de los ámbitos político y económico del Perú en el último año?

Creo que los retos han abundado para quienes tenemos negocios en pleno crecimiento. La pandemia y la inestabilidad política nos han permitido entender que nuestros clientes buscan mejor respuesta y práctica, además de nuevas tendencias desarrolladas, como la búsqueda de comodidad por parte de las mujeres y las compras conscientes.

¿Cómo ha afrontado su organización la incertidumbre política y económica local?

Somos fieles a nuestro propósito y a lo que brindamos. Nuestro objetivo es hacer sentir a las mujeres cómodas. Creemos mucho en lo que hacemos, vendemos una necesidad diaria y básica. Ese es el principal factor que hace que las mujeres sigan prefiriendo Sicurezza a pesar de todos los retos difíciles que se han presentado. Además, hemos tomado más tiempo de analizar a nuestro consumidor con estudios de mercado y reuniones junto al directorio para poder conocerlo cada vez más.

¿Qué desafíos sientes que tiene el país para los siguientes cuatro años?

Creo que el estancamiento de mejoras desde lo político estará íntimamente ligado a lo económico. El desafío es construir una comunidad más integrada a nuestra filosofía de una vida sin costuras, abrirnos a la región para diversificar el riesgo y sostener el discurso de que el país no es sólo el Estado sino también cada empresa que cuida bien de su equipo y su seguridad laboral para el bienestar de sus familias.

Este artículo contó con la colaboración de Manuela Zurita

Para más noticias de negocios siga a Forbes Perú desde Google News

Publicidad