Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Editor's pick

Especial salud | ¿En qué innovaciones trabajan las firmas de tecnología para prevenir enfermedades?

El cuidado de la salud pareciera estar cada vez más al alcance de las personas a través de los relojes y teléfonos inteligentes. ¿Cómo están aprovechando las gigantes tecnológicas esta tendencia?

Publicado

on

Tecnológicas y salud: ¿En qué innovaciones trabajan para prevenir enfermedades?
Foto: Freepik

Cuando a Fernando le diagnosticaron hipertensión, lo primero que pensó fue cómo —con la carga laboral— iba a lograr medirse la presión arterial a diario una vez al día. Su médico le recomendó comprar un smartwatch y santo remedio. El diagnóstico fue preciso: el dispositivo ajustado a su muñeca le permite conocer en tiempo real si su presión arterial está en un nivel normal o no, entre otros datos sobre su estado de salud y la actividad física de un runner. Y también le posibilita estar al tanto de ello a su doctor, cuenta a Forbes el ejecutivo, de apellido Grados, director de la consultora en tecnología Dominio Consultores.

En efecto, según datos recopilados por la firma, las importaciones de smartwatches en Perú han crecido de manera significativa en el país. Con marcas blancas y de renombre como Apple, Huawei y Xiaomi liderando los volúmenes, en el primer semestre de este año, las unidades de estos dispositivos importados aumentaron 60% y llegaron a 188.132 desde los 177.550 del primer semestre de 2021. ¿Qué explica este auge? ¿Es una cuestión de saludo mera moda lo que lo impulsa? Para Grados no es posible determinarlo aún. Sin embargo, está sucediendo: cada latido percibido por los sensores de los dispositivos está siendo registrado y convertido en datos. Y estos son la materia prima para alertar y predecir enfermedades.

Para el médico cirujano Julio Valdivia, la aparición de los llamados wearables (los hearables, smart rings, etc.) como los smartwatches en la vida diaria de los peruanos trae consigo una filosofía de vida de no retorno. “Nunca más off-line. Siempre siendo monitoreados”, comenta para sintetizar la idea el también director del Departamento de Bioingeniería y Centro de Investigación en Bioingeniería de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC).

Lea también: Farmacias Peruanas: “Tenemos la responsabilidad de [desarrollar] nuevas soluciones para generar un mejor acceso a los servicios de salud”

Según Valdivia, lo bueno de la situación es la facilidad y el costo de acceso a los dispositivos, empezando por el celular como infraestructura de medición de base de la salud personal. Al respecto, el doctor muestra una imagen que explica las diversas funciones médicas de estos dispositivos: desde la realización de tests de funcionamiento del pulmón a partir de la voz y la respiración, reconocimiento de expresión facial, retina e iris, ultrasonido, signos vitales y exposición ambiental, entre otros, además de servir para teleconsultas y repositorios de datos clínicos.

Una carrera global

Las gigantes tecnológicas han comprendido el valor de dichos datos y están trabajando desde diferentes posiciones para impulsar, desde un enfoque preventivo, un mayor acceso a la salud.

Publicidad

El médico cirujano Alonso Verdugo, chief medical officer de Microsoft para Latinoamérica, cuenta que la compañía ha desarrollado servicios en la nube para la gestión de la información de clínicas u hospitales de más 200 camas, con plataformas de telemedicina y analítica avanzada para pacientes con enfermedades crónicas.

“Hoy los Gobiernos buscan interoperar porque los sistemas de salud deben tener continuidad del cuidado”, explica y destaca con un ejemplo las razones económicas de dicha apuesta. En el caso de los pacientes con problemas renales, el costo de no dar seguimiento a la enfermedad puede saltar de US$ 30 por año a US$ 7.000, en caso requieran someterse a tratamiento de diálisis.

Verdugo señala que la interoperabilidad está ayudando a Gobiernos como el de Singapur a hacer analítica anonimizada con información privatizada. “Es un proyecto para mantener al singapurense sano y productivo”, resalta.

En IBM también están impulsando el análisis de datos para trabajar en la prevención de dos enfermedades puntuales: parkinson y diabetes 1. El mayor reto para poner en marcha esta tarea radica en la capacidad de gestión y conocimiento del uso de la inteligencia artificial (IA, por sus siglas en inglés) por parte de las organizaciones, explica la empresa. En Perú, aunque la IA está en ciernes, su rápido avance es prometedor: según un estudio de Morning Consult para IBM, el 28% de las empresas en el país ha implementado IA, lo que refleja un aumento del 11% respecto al 2021.

En el caso de Amazon Web Services (AWS), desde hace una década cuenta con un equipo especializado en desarrollar soluciones para ofrecer atención sanitaria, dice Andrés Tahta, director regional de la compañía para el sector público en América Latina y el Caribe. Según detalla, dicha unidad de negocio tiene seis verticales: sistemas clínicos, IA, experiencia de pacientes y médicos, investigación médica y operaciones, finanzas y operaciones e IT clave para el sector (en temas de seguridad y regulación, por ejemplo).

“En los últimos cinco años, el sector de la salud de América Latina ha experimentado un rápido proceso de digitalización”, destaca Tahta y puntualiza que el IoT (siglas en inglés de Internet of Things; Internet de las Cosas, en español) para el sector tuvo una de las tasas de crecimiento más rápidas del mundo, solo detrás de Europa. Al respecto, cabe apuntar que Microsoft también se mueve a esa velocidad. Según comenta Verdugo, la división está creciendo dos veces por año.

Publicidad

Le puede interesar: Listado Forbes | Estos son los 50 peruanos y peruanas más creativos

De su lado, Marcelo Bertolami, director general de los países emergentes de América Latina en Intel, explica que su firma también trabaja en el desarrollo de tecnología que integre IA, además de computación ubicua, conectividad omnipresente, capacidades edge-to-cloud y capacidad sensorial.

Así, Intel ha logrado desarrollar una cartera de hardware y software en alianza con socios que permite “utilizar los datos de forma más inteligente y eficaz”. Entre las soluciones, por ejemplo, están las imágenes médicas de alta gama, el diagnóstico por imágenes por ultrasonidos y tablets y terminales clínicos. Además, la firma dispone de soluciones para ‘visibilizar a los pacientes’, las cuales permiten a las personas crear líneas de base de salud personalizadas.

“Hay que tomar en cuenta que estamos en la cresta de una revolución en los pacientes visibles y en otros dispositivos conectados que supervisan el bienestar a través de la recopilación de datos personales longitudinales”, destaca Bertolami.

Un problema del cual enamorarse

¿Está Perú en sintonía con estos avances? Al respecto, Valdivia es asertivo. Dice —parafraseando a una colega— que, así como el Sputnik disparó una nueva era especial, la covid-19 gatilló una nueva era en la prevención de la salud. “[La prevención de la salud durante la pandemia] ha sido un boom”, ilustra el médico.

Pese al despegue, en Perú las iniciativas de uso de la tecnología para la prevención de la salud están en ciernes, lideradas por organizaciones privadas, comenta Valdivia. No existen iniciativas que propongan la interoperabilidad de los sistemas de salud, con efectos preventivos potenciales sobre la salud pública. La brecha de acceso a Internet en zonas remotas del país complejiza el reto.

Publicidad

Más allá del hardware, para Verdugo se trata de una cuestión cultural. “El desafío es pasar de un sistema reactivo a un sistema que sea preventivo, proactivo y que empodere a las personas”, afirma.

Descarga la última edición de la revista de Forbes Perú forma gratuita en este link

Publicidad