Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Negocios

Intel ve en Latinoamérica un eslabón clave en su plan de reconfigurar la cadena global de chips

La directora general de Intel para Latinoamérica, Gisselle Ruiz, habló con Forbes México sobre el reto de crear talento para el futuro de la industria de los chips.

Publicado

on

Intel ve en Latinoamérica un eslabón clave en su plan de reconfigurar la cadena global de chips
Gisselle Ruiz Lanza, directora general de Intel para Latinoamérica. Foto: Cortesía Intel

La industria de los semiconductores vive su momento más difícil. Las vulnerabilidades en la cadena de suministro exhibidas por la pandemia y un déficit de producción que no satisface la demanda, han orillado a Intel a buscar que el 50% de los chips se fabriquen en Asia y el resto en Estados Unidos y Europa. Y en esa misión México y Latinoamérica podrían ser un eslabón clave.  

Los chips son los cerebros por los que corre la economía digital global. Estos microprocesadores permiten el funcionamiento de dispositivos que usamos a diario y sin los cuales no podríamos hacer muchas de las cosas que hacemos: computadoras, teléfonos inteligentes, tabletas, pantallas planas, videojuegos, electrodomésticos, automóviles. Desde 2021 existe un déficit global de fabricación de chips, por ello compañías como Intel ya trabajan en alternativas.

Por ejemplo, Intel invertirá 33.000 millones de euros (US$ 33.604 millones) para la manufactura, investigación y desarrollo de semiconductores en Europa; US$ 40.000 millones para dos nuevas fábricas en Ohio y dos en Arizona y US$ 3.500 millones para expandir sus capacidades de producción en Nuevo México. Esto con el objetivo de reequilibrar la cadena de suministro de semiconductores y depender menos de Asia, especialmente de Taiwán y Corea del Sur. 

Toda esta inversión no se verá reflejada en el corto plazo. Expertos estiman que sea un proceso de hasta cuatro años, que además va a requerir de talento calificado y mano de obra especializada, y es ahí donde México y Latinoamérica pueden entrar como un eslabón clave para la nueva cadena de suministro de chips que Intel y otras compañías, incluso el propio gobierno de Estados Unidos, buscan establecer en la región de Norteamérica.

La pandemia golpeó la industria de chips. El 80% de la manufactura de estos insumos tecnológicos clave se concentra en Asia, donde los duros confinamientos ralentizaron su producción. Foto: Intel

Tal es la importancia que Intel ve en la región que en abril de este año la compañía que dirige Pat Gelsinger creó una dirección general para América Latina, cargo que recayó en una mujer con más de 20 años dentro de la empresa: Gisselle Ruiz Lanza. En entrevista con Forbes México la directiva admite que el momento en el que llega a comandar una de las regiones con mayor potencial es complejo y desafiante, pero lo asume con responsabilidad e incluso con alegría.

Le puede interesar: El ‘Geek’ de regreso: la historia del CEO de Intel

“Definitivamente es un momento muy especial para para la industria de tecnología, específicamente de semiconductores. Estar liderando una región tan relevante como América Latina en una industria que está transformando la manera en que vivimos es un honor y un desafío, pero los desafíos nos impulsan a crecer y desarrollarnos”, dice la directora general de Intel para Latinoamérica desde el corporativo de la compañía en Ciudad de México.

Publicidad

Ruiz Lanza ha desempeñado distintos cargos dentro de Intel en México, Argentina y Brasil, de donde es originaria. De hecho, hasta antes de ser nombrada como encargada América Latina, Gisselle consolidó a su país como uno de los principales mercados de Intel en la región. Incluso ha estado al frente del Consejo de Mujeres Ejecutivas de Intel Latinoamérica, por lo que para ella es doble honor que sea una mujer la que ocupe este nuevo cargo.

“Creo en la diversidad con el objetivo de encontrar soluciones más rápidas e inteligentes a problemas complejos”, pero matiza: “independientemente del género, de que una mujer o un hombre haya asumido esta posición, se trata de construir equipos diversos que nos ayuden a resolver los problemas complejos que vivimos hoy en el mundo, sean sociales, políticos, económicos. Y definitivamente tenemos varios desafíos en la región”.

Además: Brecha de género: solo 5% de las startups en Latam son fundadas por mujeres

Y abunda: “El hecho de ser mujer (la persona que haya asumido este nuevo cargo de Intel para Latinoamérica) creo que ayuda a abrir caminos para otras mujeres o grupos subrepresentados, para entender que pueden llegar a donde quieran llegar. Eso ayuda, pero al final del día se trata de tener siempre a la persona correcta con el grupo de personas correctas alrededor que colaboren para tener negocios más sostenibles, eficientes, productivos y generar valor”.

“Hay un momento en la región que es bastante único”, Gisselle Ruiz Lanza. Foto: Cortesía Intel

México, pieza clave

Gisselle Ruiz lo tiene claro. “Cada vez más se está formando un mundo digital. Hoy todas las interacciones de nuestra vida tienen algún componente digital: la manera en que estudiamos, nos comunicamos, jugamos, trabajamos, tienen algún aspecto digital. Con el mundo expandiéndose hacia lo digital los semiconductores tienen un papel fundamental. La demanda que hemos visto en los últimos años de semiconductores solo tiene una tendencia a crecer”.

Desde el corporativo de Intel en Ciudad de México, la CEO para Latam coincide en que “la pandemia nos mostró que tener una cadena de suministro de semiconductores más equilibrada geográficamente, más resiliente, es muy importante para todos los aspectos de nuestra vida, para la seguridad de los gobiernos, la continuidad de las empresas”. ¿Pero México y la región cómo entran en ese plan global de Intel?.

Le puede interesar: “La próxima pandemia será un ciberataque”, advierte el presidente de Microsoft para Latinoamérica

Publicidad

Ruiz Lanza responde: “por la cercanía geográfica, cultural, la misma zona horaria, América Latina tiene una gran oportunidad. De hecho, ya tiene un papel relevante con nuestras operaciones de Costa Rica y Guadalajara”. El Centro de Diseño de Guadalajara (GDC, por sus siglas en inglés), Jalisco, es el único sitio en Latinoamérica con presencia de Intel Labs, donde se han realizado más de 150 proyectos con impacto mundial.

De acuerdo con datos de la compañía, el GDC tiene hasta hoy cerca de 1.000 inventos, 256 solicitudes de patentes y 190 patentes concedidas, además aporta dos de los procesos más importantes para la fabricación de semiconductores de centros de datos de Intel, que son el diseño y la validación. En Costa Rica, por ejemplo, el diseño, prototipo, prueba y validación de soluciones de circuitos integrados, software y plataformas.

El reto de crear talento calificado

Los retos actuales de la industria de los semiconductores no son solamente las vulnerabilidades de la cadena de suministro o el déficit de fabricación [en medio de una sobredemanda] que genera desabasto y alza de precios, también es la generación y atracción de talento especializado y mano de obra calificada. Por ejemplo, las nuevas fábricas de Intel en Estados Unidos requerirán de personal altamente especializado para la fabricación de chips.

La directora general de Intel para Latinoamérica afirma que esta es un “área de oportunidad y un trabajo que se necesita de mucha colaboración público-privada y con la academia para tener un desarrollo sostenible de talento mexicano y latinoamericano. Esto va a ser uno de los grandes desafíos entre oferta y demanda [laboral] en el mundo”. Y proporciona algunos datos.

No se pierda: Falabella.com llega al Perú y avanza en su carrera para posicionarse como el marketplace líder de Sudamérica

Por ejemplo, dice, “hoy se habla de que en México tenemos 130.000 profesionales al año en carreras en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés), esto es alrededor del 35% de las personas que llegan a estudios superiores. El mundo se está transformando de una manera que de acá a 10 años se estima que el 80% de la demanda de profesionales va a ser de carreras STEM”.

Publicidad

El desarrollo de talento en Latinoamérica, dice Ruiz, puede ser “un motor económico y de diferenciación de la región […] específicamente para México […] vemos cada vez más empresas americanas y canadienses que están empezando a hacer offshore de talento. Al mismo tiempo que necesitamos una cadena de suministros geográficamente saludable, el talento también es un elemento a considerar. Va a existir una derrama de oportunidades en México y Latinoamérica”.

Educación "inhouse": la apuesta de Costa Rica y el sector empresarial para formar talento técnico
Foto: Pexels

De hecho, la compañía adelantó la llegada de su programa global University Shuttle Program al Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV), siendo la única institución en América Latina con acceso de los recursos de investigación y diseño de Intel.

“Este proyecto tiene como finalidad proporcionar a las universidades oportunidades de creación de prototipos de silicio y paquetes para financiar la investigación en el tema de semiconductores, así como ayudar a formar una mano de obra cualificada, buscando desarrollar más talento y fortalecer las prácticas y conocimiento del ecosistema local y global”, compartió la compañía.

Retos y oportunidades

Gisselle no oculta que el segundo trimestre del año fue desafiante para Intel. “El contexto político y económico ha causado movimientos desde el punto de vista de consumo, hay empresas buscando equilibrar sus propios inventarios, entonces evidentemente nos vimos afectados por el contexto macroeconómico y también por algunos desafíos de ejecución”, comenta.

Sin embargo, es optimista de cara al futuro de la industria de los semiconductores. “Yo lo que puntuaría es la oportunidad que hay para adelante, de nuevo con todo el contexto que acabamos de describir y que estamos súper comprometidos en la estrategia, una estrategia que creemos que es no solamente importante para Intel, pero para el mundo por todos los elementos que acabamos de describir”, afirma.

El reporte financiero de Intel correspondiente al segundo trimestre del año mostró una caída de 17% en los ingresos de la compañía con respecto al mismo periodo del año anterior. Si en 2021 hubo cifras históricas para la venta de computadoras personales, este año se desaceleró el mercado, aunque sigue en número por arriba de los registrados en prepandemia.

“Ahora lo que se está viendo es un ajuste porque hubo una gran demanda, un gran refresh de computadoras en los últimos dos años muy impulsado por una demanda que apareció un día para otro, pero estamos hablando de volúmenes todavía muy altos comparados con los de prepandemia. Definitivamente creemos que [la PC] sigue siendo un área súper importante para nuestro negocio”, señala Gisselle Lanza.

Publicidad

Para la directora general de Intel en Latinoamérica, la región está viviendo un punto de inflexión en el desarrollo y consumo de tecnología. “Cuando vemos las principales tecnologías que están transformando el mundo, todavía estamos en un paso atrás comparado con algunos otros mercados más maduros, pero eso se traduce en oportunidades de impacto económico, de productividad de las empresas”, asevera.

“Yo llamo a esto un momentum. Es un momento de la aceleración de la digitalización y del consumo de tecnología y acá Intel y el ecosistema tienen un papel crítico. Estamos hablando de una geografía con una población bastante relevante, son 600 millones de personas y hay una población mucho más ávida por productos y servicios que requieren de tecnología. Hay un momento en la región que es bastante único”.Gisselle Ruiz Lanza, directora general de intel para latinoamérica

Gisselle Ruiz cierra la conversación enfatizando que Latinoamérica puede despuntar con el auge tecnológico: “la tecnología es más importante que nunca en el desarrollo de la región de América Latina y América Latina tiene un papel muy importante en el desarrollo de una cadena de suministros sostenible. Son las dos cosas: el papel de la tecnología en el desarrollo económico y social de la región y el papel de la región para una cadena de suministros resiliente”.

*Artículo publicado originalmente en Forbes México.

Para más noticias de negocios siga a Forbes Perú desde Google News

Publicidad