Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Editor's pick

¿Cómo le va al e-commerce fuera de Lima?

Las ventas en Piura, Lambayeque y Arequipa han crecido. Potenciar la logística y la oferta es relevante para el crecimiento de este rubro fuera de la capital.

Publicado

on

Comercio electrónico
Foto: Pexels.

El año pasado fue un punto de quiebre para ciertas actividades económicas. Una de las que más se transformó fue el e-commerce. Según la Cámara Peruana de Comercio Electrónico (Capece), en solo tres meses del año pasado (marzo a junio), este rubro logró el crecimiento esperado para los siguientes cinco años. Así, pasó de generar ventas por US$4.000 millones en 2019 a US$6.000 millones en 2020.

En 2021 las perspectivas para este sector en el Perú siguen siendo importantes para marcas y actores del rubro consultados por Forbes Perú.

Sin embargo, algo que también ya puede notarse en el sector es su expansión fuera de la capital. De acuerdo con Helmut Cáceda, presidente de la Capece, desde que empezó la pandemia, las ventas fuera de Lima crecieron 185%.

“Vemos que la velocidad de crecimiento de provincias es mayor respecto a la capital”, destaca Cáceda. Sin embargo, el ejecutivo gremial también señala que las ventas fuera de Lima hoy solo representan el 10% del total de ventas que genera el e-commerce en el país.

Avance y limitaciones

En el caso de la plataforma Linio Perú, las regiones que más crecimiento están experimentando en 2021 son Lambayeque, La Libertad, Piura, Ica y Arequipa. Jason Huertas, director comercial de esa compañía, destaca que solo las ventas en Piura registraron una expansión de 175% este año respecto a 2020.

Pedro White, gerente general de Mercado Libre Perú, sostiene que, en lo que respecta a su firma, el avance es protagonizado por La Libertad, Lambayeque y Arequipa. “El comercio electrónico en provincias se aceleró mucho a partir de la pandemia. Si comparamos marzo de 2021 con marzo de 2020, el volumen de compras en provincias creció por cuatro”, afirma.

Publicidad

¿Qué debe pasar para que el mercado de e-commerce en el interior del país crezca? De acuerdo con Daniel Chicoma, catedrático de la escuela de negocios ESAN, un elemento que contribuirá con ese futuro avance es un aumento de la penetración de Internet. De hecho, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), alrededor de 70% ya tiene este servicio.

Según Chicoma, también es relevante que más empresas decidan ingresar al e-commerce.

“Este es un mercado desatendido en cuanto a oferta. La presencia de centros comerciales es limitada, más aún por la pandemia. Contar con alternativas de compra en línea, como tiendas propias o marketplaces, e incluso espacios bajo la modalidad del dropshipping, podría ser un camino”, señala.

Daniel Falcón, CEO de Neo Consulting, consultora especializada en innovación y transformación digital, coincide en que debe incrementarse la oferta. “La oferta en cada región o ciudad podría ser más específica y adaptada a las necesidades de esas zonas”, propone Falcón.

El ejecutivo sostiene que, al mismo tiempo, es necesario que haya más proveedores de servicios logísticos que faciliten la distribución fuera de Lima. En ese sentido, Ricardo Rojas, director regional de ventas de BlackSip para Sudamérica, una consultora internacional de e-commerce, indica que, en el caso de los retailers, ellos deben apostar por la descentralización logística.

Rojas explica que los despachos al interior del país de estas firmas se centralizan en Lima, lo cual no solo complica los procesos de despacho y preparación, sino también afecta la experiencia de compra, debido a que las entregas se realizan en tiempos más largos.

Publicidad

Por su lado, Helmut Cáceda considera relevante promover la inversión en centros de distribución fulfillment (instalaciones compactas diseñadas para el comercio electrónico) y almacenes urbanos. Para el presidente de la Capece, ello hará que empresarios y emprendedores del interior del país apuesten, por ejemplo, por el dropshipping.

Es vital contar con más proveedores logísticos en las regiones. Foto: difusión

Otro motor para la expansión del e-commerce es la inclusión financiera, asegura Ricardo Rojas. El terreno para avanzar en esta área es amplio: un estudio de Ipsos realizado en 2020 indicó que solo el 51% de los ciudadanos del Perú Urbano están bancarizados.

Los especialistas afirman que otro eje crucial es fortalecer la educación sobre las ventas online. De acuerdo con fuentes del sector, se requiere ayudar a que los compradores y vendedores pierdan el temor de realizar transacciones. Cáceda va más allá. El representante de la Capece indica que los institutos, universidades y escuelas de negocios tienen un rol fundamental, ya que –asegura– de ellos depende la formación de empresarios que sean capaces de operar en un mercado cada vez más globalizado y digital.

Siga todas las noticias de negocios en Forbes Perú.

Publicidad