Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Tecnología

El Twitter de Elon Musk: ¿qué significa esta apuesta del hombre más rico del mundo?

Twitter podría ser para Musk el camino hacia el metaverso y la web3.0, a la vez de una máquina de influencia en favor de sus negocios.

Publicado

on

¿A cuánto ascendería el bono de Elon Musk después del trimestre récord de Tesla?
Foto: Reuters

Twitter se sumó al portafolio de empresas bajo el paraguas de Elon Musk, la persona más adinerada del mundo. Aparentemente, la red social, que no es la que goza del mayor número de usuarios, no encajaría en los negocios del multimillonario. Sin embargo, podría ser el vehículo perfecto para generar mayor influencia en la arena pública digital y con ello apuntalar y diversificar sus intereses comerciales.  

Mira también: Musk dijo a prestamistas que rebajará costos en Twitter y ganará dinero con los tuits

La compra, una de las más agresivas, se concretó por US$44.000 millones. Con esa cantidad de dinero, Musk bien pudo haber construido una nueva red social desde cero, al estilo Donald Trump, pero prefirió comprar Twitter, el megáfono digital donde más influencia tiene Musk. ¿Por qué? Esa es la pregunta que todo mundo se hace, y a la que se suman decenas de respuestas.

Su ingreso al metaverso

Rubén Darío Vázquez, analista de tecnología y medios, dice a Forbes que Twitter podría ser la puerta de entrada de Musk hacia el metaverso. El multimillonario no es particularmente entusiasta del metaverso. De hecho, en diciembre del año pasado fueron muy difundidas sus declaraciones en las que en tono de burla criticó la propuesta de metaverso de Mark Zuckerberg, el propietario de Meta Plataformas.

“Me parece que por supuesto que debe existir un plan de comercialización muy agresivo con miras hacia el metaverso y pensando en modificar los algoritmos de distribución de contenidos para hacerlos mucho más eficientes para que (Twitter) pueda ser mucho más funcional en el sentido de la publicidad y la venta de productos y servicios con miras hacia el metaverso”, comenta el analista y colaborador de este medio.

La entrada de Musk hacia el metaverso podría ser por la vía de la inteligencia artificial. El propio multimillonario ha puesto énfasis en la revisión de los algoritmos de distribución de contenido de Twitter. A esto se debe añadir que el programador es cofundador de Open AI, un laboratorio de investigación de inteligencia artificial, así como CEO de Neuralink, una empresa de neurotecnología especializada en el desarrollo de interfaces cerebro-máquina.

Publicidad

De acuerdo con un blog de febrero pasado del Foro Económico Mundial, “el metaverso estará conformado por tecnologías que utilicemos para acceder a él, que podrían incluir realidad virtual, realidad aumentada y las interfaces cerebro-ordenador”. Para las dos primeras, en las que se usa mucha inteligencia artificial, Musk cuenta con Open AI y para la tercera tiene a Neuralink. “Un Neuralink sofisticado podría ponerte completamente en una realidad virtual”, ha dicho Musk, quien es frecuentemente comparado con el personaje Tony Stark, de Marvel.

Mira también: Compra inicial de acciones de Twitter por Musk sería investigada por la Comisión Federal de Comercio

Sin embargo, para el también profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Twitter sería un primer paso de Musk hacia el metaverso por la vía criptográfica: NFTs y criptomonedas, de las que el empresario es entusiasta, principalmente del dogecoin, a la que Musk le ha dedicado una serie de tuits promocionales y que incluso subió de valor tras la compra.

“Tal parece que hacia allá va enfocada la compra de Twitter, tendrá que ver con el nacimiento de nuevas economías digitales basadas en criptomonedas y NFTs. Creo que el twist plot de esta compra tiene que ver precisamente con esto, en donde al final de cuentas van a empezar a explorar a Twitter como una plataforma de contenido supersegmentado. Creo que por ahí va el asunto”, menciona Rubén Darío Vázquez.

Máquina de influencia

Por otro lado, el analista señala que Twitter también servirá a Musk para seguir creando influencia en favor de sus intereses comerciales.

“El punto son las intenciones, las intenciones son construir lo que Elon Musk considera que debe ser la libertad de expresión, basado en un modelo de negocios que permita comercializar esa libertad de expresión. Si no ¿para qué endeuda a su empresa que hace autos, no redes sociales ni contenidos? ¿para qué lo haces? Básicamente porque tienes un negocio en la cabeza”, señala Vázquez.

Publicidad

Elon Musk es ampliamente conocido por soltar tuits controversiales, casi de cualquier tema, los mismos que lo han posicionado como un gurú de Twitter, con una audiencia de más de 88 millones de seguidores. Incluso sus mensajes merecen la respuesta de jefes de Estado, como el caso del jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, que respondió a un en tuit en que el multimillonario daba su opinión de lo que debería ser la política energética de España.

Musk ha criticado que en Twitter se han cometido excesos relacionados con la libertad de expresión. A él mismo le han censurado mensajes. Bajo esa bandera, la de una libertad de expresión absoluta, van sus intereses empresariales. “La bandera de la libertad de expresión es simplemente una forma de colocar en la agenda pública los temas que él quiere que se discutan, no necesariamente lo que va a suceder con la red social”, apunta Vázquez.

“(Musk) va a fijar postura sobre sus propios intereses, pero eso no significa que un periodista en México pueda difundir la información sobre crimen organizado sin que vaya a haber algún tipo de reacción en contra de él, o que el Estado esté persiguiendo a personas por publicar cierto tipo de tuits, eso no lo va a garantizar él”, subraya el académico, quien propone que el asunto de libertad de expresión en las redes sociales debe regularse a través de un cuerpo colegiado y supranacional.

Mira también: Crecimiento de usuarios de Twitter se acelera en medio de compra de Musk

“Twitter ha sido señalado muchas veces como censor, como una entidad que censura el contenido. Si así sucede, si está siendo señalado por esas razones como una entidad que está censurando contenido, entonces quién tendría que regular. Esto es complicadísimo. No podemos dejar que las redes sociales se regulen a sí mismas, tampoco podemos dejar que el Estado regule las redes sociales porque si lo hace la tentación de censura va a ser muy alta”, comenta.

El profesor de la UNAM insiste en que Twitter seguirá siendo la principal plataforma política de Musk, con la diferencia de que ahora él será el dueño.

Publicidad

“Él va a hablar de lo que considera libertad de expresión, que es básicamente decir ‘a mí nadie me va a decir lo que tengo que decir y voy a construir una agenda pública de mis negocios basada en lo que yo considero que debe ser la libertad de expresión’”.

Mira también: CEO de Fisker, rival de Tesla, borra su cuenta de Twitter preocupado por el posible control de Musk

En julio de 2020. el hombre más rico del mundo lanzó uno de sus ya tradicionales tuits controversiales: “Daremos un golpe de Estado a quien queramos. Lidien con eso”, escribió Musk en su cuenta de Twitter en referencia al conflicto político interno en Bolivia, el país considerado poseedor de la reserva de litio más importante del mundo, un mineral de suma importancia en dos de los principales negocios de Elon: Tesla (autos eléctricos y baterías de litio) y SpaceX (viajes espaciales).

Rubén Darío advierte Musk compró Twitter “pensando en apuntalar esta nueva economía digital que viene para los próximos años, cuando empiece a funcionar el metaverso, basada sobre todo en estos insumos digitales como NFT, criptomonedas, y garantizar que Twitter va a estar presente dentro de esta transición con un modelo de negocios que no conocemos hasta este momento, pero va a estar basada de una manera mucho más eficiente en los algoritmos de distribución de contenidos”.

“Y a su vez le va a servir de herramienta política para colocar en la agenda pública los temas que él quiere, de la manera que él quiere, bajo el paraguas de la libertad de expresión. Paladín de la justicia, no creo. Es importante no perder de vista que es un negocio privado, no es beneficencia. Imaginemos el poder que va a tener con algunos Estados. Su nueva faceta le puede dar pie a sentarse con los presidentes y hablar de negocios”, destaca.

Para más noticias de negocios siga a Forbes Perú desde Google News

Publicidad
Publicidad