Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Actualidad

Tres congresistas de Perú Libre renunciaron a su bancada

Guillermo Bermejo fue el primero en dimitir. Le siguieron las renuncias de Hamlett Echevarría y Betssy Chávez, actual ministra de Trabajo.

Publicado

on

congresistas perú libre
Foto: Composición propia / Andina

El partido marxista Perú Libre, con el que ganó las elecciones de este año el presidente Pedro Castillo, sufrió este jueves sus primeras dimisiones en el Congreso, luego de que tres legisladores renunciasen a su bancada.

Con estas bajas, la bancada de Perú Libre se queda con 34 congresistas y continúa siendo la más grande del hemiciclo peruano, controlado por la oposición al ser mayoría la coalición de partidos de derecha, ultraderecha y centroderecha.

El primero en dimitir fue el parlamentario Guillermo Bermejo, quien anunció su decisión después de que varios de los integrantes de su agrupación se abstuvieran al momento de votar una moción de censura que él había presentado contra la presidenta del Congreso, la conservadora María del Carmen Alva.

Mira también: Perú buscará inversiones por US$90.000 millones para cerrar brechas en infraestructura

Bermejo acusó a Alva de haber lanzado expresiones despectivas contra Castillo en un reciente viaje que hizo a España, aunque su pedido solo tuvo 20 votos a favor para ser admitida a trámite, frente a 83 en contra y 16 abstenciones.

El intento por sacar a Alva de la jefatura del Legislativo no logró el voto en bloque de los 37 congresistas de Perú Libre, ya que prácticamente la mitad prefirió la abstención.

Publicidad

“Es un gusto hacer llegar mi más cordial saludo, y a su vez comunicar mi renuncia irrevocable a la bancada de Perú Libre”, informó Bermejo en una escueta carta que dirigió posteriormente a los integrantes de su agrupación y publicó en sus redes sociales.

Poco antes, afirmó en Twitter que el Congreso había “blindado” a Alva y calificó de “una vergüenza absoluta” que incluso se viera un “abrazo final” de felicitación entre la jefa del Legislativo y el ex primer ministro Guido Bellido, quien también es parlamentario del partido Perú Libre.

Alva es una congresista del partido de derecha Acción Popular que ha caracterizado su gestión por una marcada línea opositora contra el Gobierno izquierdista de Castillo.

“Quiero buscar motivos para quedarme en la bancada y honestamente no los encuentro”, agregó Bermejo.

A la dimisión de Bermejo le siguieron después las de sus colegas Hamlett Echevarría y Betssy Chávez, quien actualmente ejerce de ministra de Trabajo y Promoción del Empleo.

“Nuestra lealtad con el Gobierno del presidente Castillo sigue intacta. Sin embargo, nuestras convicciones nos impiden continuar en una bancada con liderazgo errático y que se abraza con los principios conservadores de la derecha mas rancia “, escribió Echevarría en redes sociales.

Publicidad

Por su parte, Chávez, quien ya había tenido fuertes divergencias anteriormente con el ala más dura de Perú Libre, argumentó su renuncia en que dentro de Perú Libre “existen acciones contrarias a la gobernabilidad que desdibujan el principio de unidad”.

Tras salvar a Alva de la posibilidad de que fuera destituida, el pleno del Parlamento peruano votó una moción de respaldo a su gestión frente a los “ataques infundados y coordinadores que viene recibiendo de la izquierda radical peruana y española”, que obtuvo 75 votos a favor, 38 en contra y 4 abstenciones.

La presidenta del Congreso se encuentra en medio de la polémica después de que legisladores españoles criticaran sus expresiones hacia Castillo y su Gobierno, durante una reunión con la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados de España.

Diputados tanto del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) como de Podemos señalaron a Efe que Alva vinculó la mala situación económica de su país a las políticas de los últimos Gobiernos peruanos compuestos por “terroristas y delincuentes”.

Incluso alertó de que el Ejecutivo peruano podría estar preparando un “autogolpe” de Estado, ya que el presidente se reúne frecuentemente “con las Fuerzas Armadas”.

La situación llevó a que Unidas Podemos presentara una proposición no de ley en el Congreso español para respaldar a Castillo y respetar la voluntad popular expresada en las urnas, propuesta que este jueves fue aprobada por los legisladores españoles.

Publicidad

En la reunión acompañó a Alva el congresista fujimorista Ernesto Bustamante, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso peruano, quien ha acusado a los diputados de la izquierda española de mentir y agraviar.

Representantes de Vox, que recientemente envió emisarios a Lima para crear alianzas con partidos de la derecha peruana, respaldaron la intervención de Alva y de Bustamante y recalcaron que sus intervenciones fueron “cordiales, ciertas y educadas, tanto en el tono como en la forma”.

EFE

Siga todas las noticias de economía y negocios en Forbes Perú

Publicidad