Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Economía y Finanzas

El FMI calcula que el impuesto mínimo global aumentará la recaudación un 5,7%

Este impuesto a las multinacionales acordado por 137 países elevará la recaudación en unos US$150.000 millones anuales, estima el FMI.

Publicado

on

FMI recorta pronóstico de crecimiento global a 3,6% para este año
Foto: Efe

El Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula que el impuesto mínimo global del 15% a las multinacionales acordado por 137 países en octubre aumentará la recaudación global por impuesto de sociedades un 5,7% (unos US$150.000 millones anuales).

Según un análisis publicado este martes por la institución financiera internacional, la implementación de este acuerdo reducirá los incentivos de las empresas para mover sus beneficios de un lugar a otro, lo que repercutirá en un incremento de la recaudación.

Mira también: FMI asegura que la guerra en Ucrania significa “hambre” para África

Además, el hecho de que los países dejen de competir entre sí para bajar impuestos, podría aumentar la recaudación todavía más, en un 8,1% adicional, indicaron desde el Fondo.

También apuntó que estos aumentos en la recaudación deberán verse complementados con reformas fiscales a nivel doméstico en cada país que incluyan la reformulación de “incentivos fiscales ineficientes”.

En su análisis, el Fondo celebró que el acuerdo permita cobrar impuestos a las multinacionales allí donde se encuentran sus clientes, aunque sus empleados estén en otro lugar.

Publicidad

“En un mundo en el que el comercio digital es muy común, esto es un avance que debe ser bienvenido”, indicaron.

Sobre el impuesto mínimo global

En el marco de la cumbre de líderes del G20 en Roma el pasado 30 de octubre, los jefes de Estado o Gobierno de los países participantes acordaron un impuesto mínimo global a las multinacionales para equilibrar el sistema tributario internacional.

Revisa también: OMC: comercio mundial sufrirá gravemente por la guerra y el confinamiento chino

El mecanismo, que se adoptará para 2030, sigue el camino ya trazado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) de un sistema sustentado en dos pilares.

El primero fija que el volumen del beneficio residual de las empresas, es decir, el restante después de que el país donde esté la sede se haya quedado con el impuesto correspondiente al 10 % de la rentabilidad, se repartirá entre las naciones donde operan.

El segundo establece un tipo mínimo de sociedades del 15% para las que tengan una facturación de al menos 750 millones de euros (unos US$812 millones).

Publicidad

EFE

Para más noticias de negocios siga a Forbes Perú desde Google News

Publicidad