Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Economía y Finanzas

El cobre se mantendrá débil en 2023 mientras el mercado se dirige a un superávit

El cobre ha perdido una quinta parte de su valor en lo que va del año, lastrado por la subida de las tasas de interés, una posible recesión mundial y las estrictas restricciones de la covid-19 en China.

Publicado

on

El cobre sube por la esperanza de que mejore la demanda china
Foto: Reuters

Los precios del cobre se mantendrían estables el año que viene, después de haber sufrido una fuerte caída en 2022, según una encuesta de Reuters publicada el martes, ya que el aumento de la oferta se vería compensado por la escasez de inventarios.

El cobre ha perdido alrededor de una quinta parte de su valor en lo que va del año, lastrado por la subida de las tasas de interés, una posible recesión mundial y las estrictas restricciones de la covid-19 en China, principal consumidor de metales.

Mire también: Producción peruana de cobre cae 1,5% interanual en agosto y anota dos meses de caídas consecutivas

El contrato de cobre al contado CMCU0 de la Bolsa de Metales de Londres (LME) promediaría US$7.588 por tonelada en 2023, según una previsión promedio de 27 analistas, aproximadamente un 1% más firme que el precio de cierre del lunes.

“Se espera que el mercado del cobre tenga un pequeño superávit, lo que pondrá un límite a las alzas de precios”, dijo el analista independiente Robin Bhar.

Mercado de cobre

A medida que los mineros aumentan la producción, los analistas esperan que el mercado pase a tener un superávit de 252.000 toneladas el próximo año, frente a un déficit de 70.000 toneladas en 2022, según el sondeo.

Publicidad

Sin embargo, los precios del cobre, así como del aluminio y el níquel, podrían ser volátiles si los países occidentales o la LME imponen restricciones al metal producido en Rusia, advirtieron los analistas.

Mire también: Gobierno anuncia que no cancelará los permisos de Quellaveco tras preocupación de la minera

Mientras que la debilidad de la economía mundial está deprimiendo la demanda de aluminio en varios sectores, la oferta del metal de alto consumo energético también se ha visto limitada por los altos precios de la electricidad, lo que ha provocado el cierre de algunas fundiciones.

“Esperamos que la oferta crezca algo menos que la demanda, en parte debido a los altos precios de la energía y a que los productores se centran más en invertir en energía limpia que en capacidad de producción”, dijo Caroline Bain de Capital Economics en Londres. “A su vez, prevemos que las existencias mundiales se reduzcan y hagan subir ligeramente el precio”.

El aluminio en la Bolsa de Metales de Londres (LME) alcanzó un récord en marzo, pero desde entonces ha caído un 45%. El precio del aluminio en efectivo de la LME CMAL0 sería de US$2.413 la tonelada en 2023, un 9% más que el precio actual.

Los analistas casi han duplicado sus estimaciones de un superávit del mercado de aluminio el próximo año, hasta 297.000 toneladas, frente al superávit de 150.000 toneladas previsto en julio.

Publicidad

Reuters

Puedes descargar gratuitamente la última edición de Forbes Perú en este link.

Publicidad