Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Negocios

Estos latinoamericanos son los más recientes milmillonarios menores de 30 años

Henrique Dubugras (26 años) y Pedro Franceschi (25 años), fundadores de Brex, se conocieron debatiendo en Twitter y ahora forman un dúo exitoso.

Publicado

on

Estos latinoamericanos son los más recientes milmillonarios menores de 30 años
Los brasileños Henrique Dubugras (26 años) y Pedro Franceschi (25) fundaron Brex. Foto: Brex.

Los dos veinteañeros brasileños fundadores de Brex son ahora multimillonarios gracias a una nueva ronda de financiación anunciada esta semana que casi duplica la valoración de su empresa de tecnología financiera.

La compañía que, con cinco años de antigüedad y sede en San Francisco, pretende reformar las tarjetas de crédito corporativas, confirmó el martes que ha recaudado US$300 millones en una ronda de financiación liderada por las firmas de inversión Greenoaks Capital y Technology Crossover Ventures (TCV), lo que le otorga una valuación de US$12.300 millones, un salto considerable respecto a la valuación de US$7.400 millones que obtuvo hace apenas nueve meses.

Los cofundadores (y codirectores generales) Henrique Dubugras (26 años) y Pedro Franceschi (25 años) tienen cada uno una participación del 14% en Brex, según estimaciones de Forbes, con un valor de unos US$ 1.500 millones cada uno (Forbes descuenta el valor de las empresas privadas). La pareja se negó a comentar las estimaciones, pero Dubugras sí habló con la revista sobre el camino de su startup hacia el éxito.

Su producto estrella

Henrique Dubugras and Pedro Franceschi: 2019 TIME 100 Next | Time.com
Foto: Brex.

Esta joven tecnología financiera se ha hecho un nombre con una tarjeta de crédito corporativa adaptada a las necesidades de las empresas. Es el producto estrella de Brex: las tasas de intercambio que los comerciantes pagan cuando los empleados pasan las tarjetas de Brex constituyen casi todos los ingresos de la empresa.

Pero en los últimos años, Brex también ha lanzado nuevas ofertas de software, como un producto de gestión de gastos y una función de pago de facturas para empresas: “Si recibes una factura en tu correo electrónico, puedes reenviárnosla y, boom, se paga”, dice Dubugras a Forbes en una llamada de Zoom desde su oficina en Los Angeles. En mayo, la empresa puso en marcha uno de los primeros programas de recompensas de criptomonedas para empresas.

Brex no es la única empresa que intenta alterar el mundo de los pagos B2B, dependientes de hojas de cálculo. En la actualidad, sus rivales incluyen la startup Ramp (fundada en 2019 y valorada en casi US$4.000 millones después de una ronda de financiación en agosto) y Bill.com, que cotiza en bolsa (valorada en unos US$21.000 millones), que compró el software de informe de gastos fintech Divvy por US$ 2.500 millones el año pasado.

Mira también: Dutchie, el unicornio del cannabis en el que invierten famosos y multimillonarios

Publicidad

Pero Brex ha sido capaz de atraer una avalancha de capital riesgo al ofrecer un conjunto de productos que van más allá de la tarjeta de crédito corporativa. Dubugras sostiene que no está demasiado preocupado por la competencia: “El mercado es bastante grande, y creo que hay espacio para mucha gente. La mayoría de los pagos B2B siguen siendo en papel y con cheques”.

La startup, en la que trabajan 1.000 personas, debe su existencia a un animado intercambio en Twitter en diciembre de 2012 entre Dubugras y Franceschi sobre los matices de las herramientas de codificación. Entonces, ambos estaban en el último año del colegio y vivían en Sao Paulo y Rio de Janeiro, respectivamente. El límite de 140 caracteres de los tweets dificultó el debate, así que los dos adolescentes se conectaron a Skype para seguir discutiendo.

“En Skype no podíamos discutir tanto y nos hicimos mejores amigos”, dice Dubugras.

La historia de los emprendedores

En 2013, los amigos lanzaron una startup llamada Pagar.me, que permitía a los comerciantes brasileños aceptar pagos en línea. Tres años después, cuando vendieron la compañía a una empresa de pagos más grande con sede en Brasil llamada Stone, el equipo contaba con 150 personas. Dubugras no quiere compartir cuánto ganaron, pero dice que fue suficiente para pagar la universidad —él y Franceschi abandonaron carreras informáticas en Stanford— y para guardar algunos ahorros.

Luego, el par quiso crear cuentas bancarias para emprendimientos radicados en EE.UU., pero se decidió por las tarjetas de crédito corporativas como una vía más asequible. “¿Qué empresa confiaría su dinero a estos brasileños de 22 años al azar?”, se ríe Dubugras. “¿Con las tarjetas corporativas? les dábamos dinero en lugar de pedirles su propio dinero”.

Dubugras y Franceschi fundaron Brex en 2017 después de dejar Stanford en su primer año y, dos años después, ambos obtuvieron un puesto en la lista de 30 Under 30 Finance de Forbes. Para entonces, Brex había recaudado US$ 213 millones y estaba valorada en US$1.100 millones.

Publicidad

En 2019, Brex también lanzó su versión de cuentas bancarias para empresas. Brex no es un banco autorizado, por lo que está asociado con LendingClub y JPMorgan Chase para operar.

Cinco inversionistas te explican cómo gestionar startups en tiempos inciertos

En total, el dúo ha conseguido otros US$ 1.000 millones en capital de riesgo de inversores como Tiger Global Management, Peter Thiel y el fundador de Affirm, Max Levchin.

La empresa afirma que sus ingresos se han duplicado con creces en los últimos 12 meses, aunque no quiere compartir detalles ni comentar la rentabilidad; el proveedor de datos de mercados privados PitchBook estima que Brex generó unos US$ 320 millones en ingresos en 2021. Dubugras afirma que Brex cuenta con “decenas de miles” de clientes corporativos en la actualidad, entre los que se encuentran empresas como Carta y Classpass.

Meet Brex Co-Founders Pedro Franceschi and Henrique Dubugras
Foto: Brex.

La empresa quiere seguir avanzando en el nuevo año. Con US$ 300 millones en nueva financiación, Brex pretende aumentar su plantilla en al menos un 50%, al tiempo que mantiene efectivo en sus arcas en caso de que se produzca un descenso del mercado.

Brex se propuso originalmente dar servicio a las startups, pero Dubugras dice que las empresas del mercado medio representan más del 60% de su base de clientes en la actualidad. En 2022, espera atraer también a las grandes empresas. “Creo que es fácil que la gente piense que ya tenemos éxito”, dice. “Sí y no. Obviamente, estamos contentos con lo que hemos conseguido, pero hay mucho más por venir”.

Siga todas las noticias de negocios en Forbes Perú

Publicidad
Publicidad