Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Negocios

Esta startup creada en Perú verifica las identidades de los conductores de Uber, Didi y Cornershop

Emptor, fundada por dos peruano-estadounidenses en 2016, revisa antecedentes y descarta casos de homonimia. Este año planea levantar una ronda presemilla y aumentar sus ingresos en 30%. Los fundadores de la startup, que ya opera en ocho países de América Latina, creen que en el mundo laboral actual ya no es necesario conocer cara a cara a las personas y que pronto pedir referencias personales será una práctica del pasado.

Publicado

on

Esta startup verifica online la identidad de los curriers de Uber, Didi y Conershop
Gabriel Puliatti y Oriana Fuentes, CEO y COO de Emptor, respectivamente. Foto: Cortesía.

De acuerdo con la Organización Mundial del Trabajo (OIT), más de 23 millones de personas comenzaron a trabajar remotamente en Latinoamérica a raíz de la pandemia. Aunque muchas de ellas ya estaban contratadas y trabajaron desde casa, otras consiguieron o cambiaron de empleo en plena emergencia sanitaria. Y no les quedó otra que postular, ser entrevistados y firmar contratos online.

Ese es el futuro del trabajo y las contrataciones que imaginó Gabriel Puliatti en el 2016, cuando decidió empezar a desarrollar el software que hoy es la columna vertebral de Emptor, una startup de verificación online automática de identidad y antecedentes.

“Nacimos como una empresa remota y siempre hemos entendido intuitivamente que el mundo iba a ser así. [Entendimos] que a cada persona no necesariamente la ibas a conocer [presencialmente]”, comenta Puliatti, CEO de Emptor, firma que hoy opera en ocho países de América Latina.

Comenzaron con Uber

En efecto, Uber fue el primer cliente de la startup, que hoy también está detrás de las revisión online de contrataciones en la región de Didi, Cornershop y Kavac, entre otras grandes empresas de retail y startups, cuyos nombres el ejecutivo prefiere no revelar.

Lea también: Este exgerente de Uber quiere crear una ‘cripto-cooperativa’ de empleos para jóvenes latinoamericanos

Que Uber fuera su primer cliente no fue casualidad. Según confiesa, Puliatti escogió estratégicamente el cowork en el que operaba la tecnológica para lanzar Emptor. “Uber estaba recién lanzado en Perú.(…) Ellos tenían un sistema de validación de identidad similar más o menos al que estábamos viendo y que necesitan automatizar. [Requerían] escalar a los niveles que las empresas de tecnología escalan. No funcionaba el modelo de las empresas que hablaban o la gente conocían, que eran oficinas con personas revisando los datos y manualmente chequeando estos pasos”, agrega.

Publicidad

Esa cercanía física le permitió al ejecutivo entender de un plumazo varias variables del negocio. Primero, que necesitaban desarrollar un producto viable en la región, pues los países latinoamericanos tenían necesidades parecidas y había un mercado que no estaba siendo bien atendido. Segundo, que podían aprovechar la información disponible en Internet sobre personas y enfocarse en el desarrollo de servicios para automatizar su procesamiento. Es que, según precisa la empresa, la bases de datos que procesan son de acceso público. Emptor las ha ordenado y actualiza a diario —si es necesario— para poder cruzarlas, agrega su CEO.  

Un año clave

En el 2016, también sucedió que Puliatti se reencontró en Lima con Oriana Fuentes, una excompañera de secundaria del Colegio Internacional de Lima, con quien no solo comparte los recuerdos de las aulas, sino también las raíces, pues ambos son peruanos-estadounidenses. 

Oriana estaba en Lima por asuntos familiares. Después de tres años como trader y banquera de inversión en J.P. Morgan, la ejecutiva decidió volver a la ciudad que la vio crecer para explorar qué estaba sucediendo en el ecosistema de las startups. Y realizó una pasantía en la Laboratoria, creada por la peruana Mariana Costa.

Fuentes se unió a Emptor como cofundadora y Chief Operating Officer cuando la empresa ya tenía un contrato firmado con Uber y un producto a medida escalable para la empresa de movilidad. Puliatti la convenció, reconoce la ejecutiva de la compañía, quien hoy es responsable del proceso de verificación de antecedentes y rostros, números de tributación y otros indicadores demográficos.

El 2016 también fue el año en que Emptor inició su internacionalización. A fines de ese año, aterrizaron en Colombia. En 2017 llegaron a Brasil (el proceso de consolidación de la operación duró dos años) y a México. En 2019 llevaron su negocio en Ecuador, Costa Rica, Chile y Panamá. Ese mismo año, además, la empresa levantó capital de dos inversionistas ángeles, Greg Mitchel, managing partner de Angel Ventures Perú, y John Farrel, de Dila Capital. El financiamiento fue usado para expandir su equipo (pasaron de 7 a 20 personas) y afianzar la operación regional. 

Nueva ronda en camino

Este año, la empresa proyecta aumentar sus ingresos en 30%. De acuerdo con Fuentes, además, la firma prevé levantar una ronda presemilla (de menos de US$500.000) para lanzar nuevos productos. Además, aunque hasta ahora se ha enfocado sobre todo en atender a empresas de movilidad y curriers, con la inyección de capital fresco evalúa penetrar el mercado de fintech. 

Publicidad

Le puede interesar: ¿Startups latinoamericanas a Europa? Esto opinan fundadores de unicornios e inversionistas

“Es algo que queremos desarrollar. Necesitamos un equipo más dedicado y especializado. Es algo que quizás armaríamos con el levantamiento de capital [de este año] “, comenta Fuentes. La COO señala que la firma no ha definido el monto que estiman levantar, pero sí que lo harán a través de inversionistas, probablemente, de Estados Unidos.

El fit cultural es una de los factores que ralentiza la adopción de contrataciones en línea, según comentó Page Group a Forbes. Foto: Freepik

Un mercado en pañales

Tanto Puliatti como Fuentes reconocen que la validación digital de identidades es aún incipiente en la región. Al respecto, comentan que solo algunas empresas “adyacentes” y especializadas en servicios son su competencia, como Keynua y Metamap.

Aún así, la perspectiva es prometedora. Desde el punto de vista regulatorio, el marco jurídico para la verificación online de identidades, incluida la biométrica, ya está desarrollado. Así lo explica Pierino Stucchi, socio principal del Estudio Muñiz, a cargo del área de negocios digitales. “La pandemia aceleró el avance tecnológico y lo que hace a la parte la identificación biométrica. Lo que falta que se prepare cada vez con mayor claridad es la cultura corporativa para confiar y entender que este es sistema”, opina. 

Le puede interesar: La macroestrategia de Huawei para digitalizar las economías de América Latina

En tanto, desde el lado de los empleadores, la contratación online ha pasado de ser un tabú a la nueva normalidad, explica Elio Vignolo, senior Manager de Page Group. Al respecto, apunta que las firmas de tecnología (como fábricas de software, integradores, consultoras) y consumo masivo, servicios financieros y retail son las que se ven en la necesidad de realizar contratación online. 

“El talento es escaso y hoy [las empresas] compiten no solo con empresas locales, sino también con multinacionales que han visto en Perú la posibilidad de contratar talento que consideran altamente calificado y que posee buena formación”, sostiene. De hecho, el ejecutivo revela que en Page Group, las contrataciones totalmente digitales se dan actualmente en el 60% de los casos para roles operativos y junior y en 50% de los cargos de mando medio y gerencias de primera línea.

Publicidad

Corto y largo plazo  

¿Cómo prevén expandir el negocio de Emptor? Al respecto, Puliatti observa que un espacio por automatizar son las referencias personales. Si bien hasta ahora es necesario confiar en la documentación que brindan los postulantes como evidencia reputacional, la startup está desarrollando modelos propios que permitirán saltar el proceso de solicitar contactos que puedan comentar la experiencia o el desempeño.

“Estamos llegando a un mundo donde [por] las referencias no tengas que llamar a alguien. Estamos trabajando en cosas así, en hacer modelos sociales”, dice el ejecutivo.  

¿Tiene la empresa planeado atender al sector gubernamental? No es algo que estén evaluando actualmente, recalcan los ejecutivos. Sin embargo, sí habría potencial en el largo plazo. “A futuro, sí es posible. Una vez que comencemos a [generar] más información modelada en base a nuestras redes sociales y de referencias, veo cosas mas interesantes que se podrían hacer”, señala el cofundador de Emptor. Uno de los servicios que eventualmente podrían implementar es la validación del perfil anticorrupción de los servidores públicos, desliza Puliatti. 

En el corto plazo, la firma está más abocada a agilizar los procesos de contrataciones y generar cada vez más confianza.

Para más noticias de negocios siga a Forbes Perú desde Google News

Publicidad
Publicidad