Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Negocios

¿Volverá Trump a Twitter? Estos son los tuits que hicieron que lo prohibieran en primer lugar

Anteriormente, Twitter había ocultado los tuits de Trump, sobre todo por “difundir información engañosa y potencialmente dañina”.

Publicado

on

Inteligencia de EE.UU. evaluará si Trump puso en peligro al país, según medios
Foto: Efe

La finalización por parte del multimillonario Elon Musk de un esperado acuerdo de US$44.000 millones para hacerse con el control de Twitter a última hora del jueves abrió la puerta a la posible vuelta a la plataforma del expresidente Donald Trump. El empresario fue vetado de forma permanente tras sus tuits en torno a los disturbios del 6 de enero en el Capitolio, y luego una larga y áspera relación con el gigante de las redes sociales en la que tuvo una presencia casi constante y polémica.

Mire también: Twitter despediría al 25% de su plantilla en primera ronda de recortes de empleo

El 6 de enero de 2021, Twitter impuso una suspensión de 12 horas en la cuenta del ex presidente después de que tuiteara que “amaba” a los alborotadores del Capitolio, calificando los acontecimientos de la insurrección mortal como “cosas y acontecimientos que suceden cuando una victoria electoral sagrada y aplastante es despojada sin ceremonias y con saña”.

Después de que la suspensión expirara el 7 de enero, Trump volvió a publicar, llamando a sus partidarios “patriotas americanos” y al movimiento MAGA una “VOZ GIGANTE” que durará “mucho tiempo en el futuro”, añadiendo que se negaba a dejar que se les “faltara al respeto o se les tratara injustamente de cualquier manera, forma o modo.”

Más tarde, ese mismo día, tuiteó que no asistiría a la toma de posesión del presidente Joe Biden, y Twitter respondió en otro comunicado que su negativa fue “recibida por varios de sus partidarios como una confirmación más de que las elecciones (de 2020) no fueron legítimas.”

Twitter suspendió permanentemente su cuenta @realDonaldTrump el 8 de enero de 2021, “debido al riesgo de una mayor incitación a la violencia”, escribiendo en un comunicado que sus numerosas publicaciones negando los resultados de las elecciones de 2020 y su aparente apoyo a los alborotadores del Capitolio indicaban su negativa a facilitar una “transición ordenada” del poder.

Publicidad

Mire también: Twitter planearía cobrar US$20 al mes por cada cuenta verificada

Tras los disturbios del 6 de enero, Twitter también afirmó que los tuits de Trump fueron interpretados por sus partidarios como un plan para “seguir apoyando, empoderando y protegiendo a los que creen que ha ganado las elecciones”, un mensaje potencialmente peligroso teniendo en cuenta que “los planes para futuras protestas armadas ya han empezado a proliferar dentro y fuera de Twitter”, declaró la compañía.

Anteriormente, Twitter había ocultado los tuits de Trump, sobre todo por “difundir información engañosa y potencialmente dañina”, incluyendo un post de octubre de 2020 en el que se afirmaba falsamente que la covid-19 es “menos letal” que la gripe, así como un post de julio de 2020 en el que se afirmaba falsamente que existe una “cura” para la covid-19, a la vez que se promovía el uso de la hidroxicloroquina antes de que comenzara la vacuna, a pesar de que no existían pruebas que demostraran su eficacia en el tratamiento del coronavirus (los científicos la descartaron posteriormente por completo como opción).

Trump y la era Musk

Musk, consejero delegado de la empresa de coches eléctricos Tesla y del fabricante de naves espaciales SpaceX, completó su compra de US$44.000 millones el jueves por la noche, despidiendo al consejero delegado Parag Agrawal y al director financiero Ned Segal. Anteriormente había dicho que planeaba recortar casi tres cuartas partes de la plantilla de la empresa, según documentos obtenidos por el Washington Post, lo que suscitó la preocupación de que futuros recortes pudieran dificultar la capacidad de la empresa para moderar el discurso de odio y las afirmaciones falsas. El hombre más rico del mundo desmintió más tarde esas afirmaciones, diciendo al personal de Twitter que la cifra del 75% es inexacta.

Además: ¿Valió la espera? Elon Musk confirma la compra de Twitter “por el futuro de la civilización”

Aunque Musk, un defensor de la libertad de expresión que ha criticado duramente las normas de moderación de Twitter, ha insinuado ser más permisivo en los contenidos permitidos en el sitio, también ha dicho que no quiere que la plataforma se convierta en un “infierno de libertad de expresión” donde todo vale “sin consecuencias”. En una declaración dirigida a los anunciantes de Twitter publicada en la red social el jueves, Musk dijo que quiere crear una “plaza digital común” para un diálogo abierto entre personas con opiniones divergentes, pero admitió que debe haber un límite.

Publicidad

Lo que no se sabe

¿Musk levantará la prohibición de Trump, y cuándo? En mayo, Musk se comprometió a levantar la prohibición de Trump si completa su compra del sitio, calificando la suspensión permanente de “rotundamente estúpida” y una “decisión moralmente mala” y argumentando que las prohibiciones permanentes “socavan fundamentalmente la confianza.”

El ex presidente renunció al sitio de medios sociales después de ser prohibido, lanzando Truth Social a principios de este año como un rival “no despierto”. Dijo a la CNBC en abril, después de que Musk anunciara su oferta de US$44.000 millones para comprar la compañía, que “no volverá”, incluso si Musk reactiva su cuenta, diciendo que le gusta Musk “mucho”, pero que estaba “decepcionado” por la forma en que fue “tratado por Twitter”.

Contexto relevante

Trump utilizó su cuenta de Twitter como su principal método de comunicación durante su presidencia, anunciando políticas y órdenes, atacando a los críticos y difundiendo falsedades. A medida que avanzaba su presidencia, Twitter comenzó a considerar funciones de comprobación de hechos, incluyendo las afirmaciones infundadas de Trump sobre el fraude electoral y la covid-19. Después de las elecciones de noviembre de 2020, los tweets de Trump se convirtieron en una rotunda narrativa falsa de que las elecciones le fueron robadas, tuiteando que era “estadísticamente imposible haber perdido.” Trump tuiteó después: “Gran protesta en D.C. el 6 de enero”, diciendo a sus seguidores que “será salvaje”.

El comité de la Cámara de Representantes que investiga el papel de Trump en la incitación a la violencia en los disturbios argumentó que ese tuit, y su negativa a descartar los disturbios durante horas, causaron más violencia. En una reunión del comité en julio, el representante Jamie Raskin (demócrata) dijo que esos tuits ayudaron a “galvanizar a sus seguidores” y a “desatar una tormenta de fuego política.”

Por Brian Bushard / Forbes US

Puedes descargar gratuitamente la última edición de Forbes Perú en este link.

Publicidad
Publicidad