Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Negocios

Plataformas de streaming y salas de cine cierran un año turbulento y lleno de incertidumbre

La taquilla de cine se recupera del golpe de la pandemia en 2020, pero a menos velocidad de la esperada y dominada cada vez más por las superproducciones. En tanto, Netflix y Disney+ anunciaron planes con publicidad.

Publicado

on

¿Cómo les fue a las plataformas de streaming y salas de cine este 2022?
Foto: EFE / Pexels. Fotocomposición propia.

Mientras las salas de cine se recuperan a un ritmo menor del esperado y la taquilla global aún no alcanza los niveles previos a la pandemia, 2022 ha sido un año convulso para las plataformas de ‘streaming’, que se han visto obligadas a introducir cambios en su modelo de negocio.

Mire también: Así es como las plataformas de streaming están buscando nuevas vías para seguir creciendo

La caída en bolsa sufrida por Netflix en abril y la pérdida de suscriptores en el segundo trimestre fueron una llamada de atención para todo el sector y obligaron a la plataforma a despedir al 3 % de su plantilla y a adoptar decisiones a las que se venía resistiendo: inclusión de publicidad, fin de las cuentas compartidas y recorte en el crecimiento en gasto en contenido.

Netflix, que hoy cuenta con 223 millones de suscriptores, perdió un millón de clientes en el segundo trimestre y aunque remontó en el tercero, con 2,4 millones de usuarios nuevos y 1.398 millones de beneficios netos (algo menos que en el anterior), los cambios se prefiguran irreversibles y extensibles a otros operadores.

Disney+ anunció en agosto que a finales de año también ofrecería un plan con publicidad a un precio inferior. Creada hace tres años, la plataforma cuenta ya con 164,2 millones de suscriptores, que sumados a los 47 millones de Hulu y 24 millones de ESPN+ superan a Netflix, hasta ahora líder.

Pero Disney+ sigue acumulando pérdidas. En el tercer trimestre (cuarto en su ejercicio fiscal) sumaron US$1.470 millones, más del doble que en el mismo periodo del año anterior. El entonces CEO de Disney, Bob Chapek, dijo que esperan ser rentables en 2024, pero poco después fue sustituido por Bob Iger, que ha regresado a la compañía que había abandonado en 2020 para dar una señal de confianza a los inversores.

Publicidad

También: 25 años de Netflix: la plataforma celebra en medio de un futuro incierto como líder del ‘streaming’

EL AÑO EN QUE NETFLIX PERDIÓ SU DOMINIO

Otro movimiento que ha marcado el año y que apuntala la tendencia a la concentración en el sector ha sido la fusión de Warner Bros y Discovery, en abril. Se espera que el nuevo servicio conjunto, WBD, que en la actualidad suma más de 94 millones de usuarios, empiece a operar en primavera de 2023.

También WBD arrastra el peso de la deuda, registró unas pérdidas netas de US$2.300 millones en el tercer trimestre y está inmersa en un profundo proceso de recortes que le ha llevado a despedir al 14 % de su plantilla y a tomar decisiones drásticas y muy criticadas, como la cancelación de decenas de estrenos, entre ellas la ya rodada “Batgirl” o un filme de animación sobre Scooby Doo, con el fin de ahorrar costes fiscales.

En general, 2022 será recordado como el año en que Netflix perdió su dominio y aunque el número de suscriptores de las principales plataformas siguió creciendo, lo hizo a un ritmo menor. Según el informe ‘Dare to stream’ de la revista Variety, publicado en noviembre pasado, en la primera mitad del año el ritmo de crecimiento bajó un 45 %.

Lea también: Análisis | Netflix vive un drama en la guerra del streaming

La introducción de la publicidad puede responder en parte a la gran pregunta que desde hace un tiempo planea sobre el sector, si es sostenible a largo plazo un modelo cuyo crecimiento se ha basado en atraer nuevos suscriptores a base de más y más contenidos.

Publicidad

Por el momento, WBD ha paralizado la producción propia en todo el mundo, con la excepción de España y países nórdicos, aunque es una decisión condicionada a la gran deuda que soporta.

Su director, David Zaslav, dijo recientemente que a su juicio la estrategia de “colapsar las otras ventanas” (cine y televisión lineal) y “derrochar dinero con poco retorno” ha demostrado estar equivocada.

SALAS DE CINE: RECUPERACIÓN LENTA A GOLPE DE ‘BLOCKBUSTERS’

Mientras, la taquilla de cine se recupera del golpe que supuso la pandemia en 2020, pero a menos velocidad de la esperada y dominada cada vez más por las superproducciones.

Si en 2021 se recaudaron por venta de entradas US$21.300 millones en todo el mundo, la previsión de la consultora especializada Gower Street es que este año se cierre en torno a los 30.500 millones, lo que supondría un crecimiento del 43 % pero aún no alcanzaría los 42.300 millones de 2019, antes del covid.

La tendencia es que esa recaudación se logre a costa de menos películas y más caras, una tendencia que no es nueva —hace tiempo que se ha detectado el declive de las películas de presupuesto medio— pero que se acentúa.

Además: La secuela de “Avatar” llega a los cines 13 años después de la original

Publicidad

Más que desaparecer, lo cierto es que ese tipo de producciones se encuentran más fácilmente en las plataformas. Un ejemplo ilustrativo es el de “Puñales por la espalda”. Con un presupuesto de US$40 millones, la película recaudó más de 311 millones y en marzo de 2020 Netflix anunció que adquiría los derechos para continuar la saga.

A la espera de la traca final de estrenos navideños y especialmente de “Avatar 2”, en la que los cines tienen puestas sus mayores esperanzas, el trono de la taquilla global de 2022 lo ostenta “Top Gun: Maverick” (casi US$1.500 millones), seguida de “Jurassic World: Dominion” (1.001 millones), “Doctor Strange in the multiverse of madness” (955 millones), “Minions: the rise of Gru” (937 millones) y “The Batman” (770 millones), según datos recopilados por Box Office Mojo.

Magdalena Tsanis / EFE

Para más noticias de negocios siga a Forbes Perú desde Google News

Publicidad