Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Negocios

La nueva red social de Trump tendría un valor de US$10.000 millones

El Trump Media and Technology Group no ha hecho mucho todavía. Los inversores parecen seguir pensando que vale unas cuatro veces más que todo lo que posee Donald Trump.

Publicado

on

Foto: GettyImages.

A lo largo de 75 años, Donald Trump acumuló varios activos —rascacielos, hoteles, campos de golf, etc.— por un valor estimado de US$2.500 millones, una vez descontada la deuda. Luego, en un abrir y cerrar de ojos, creó un nuevo negocio: el Trump Media and Technology Group, que aún no ha hecho mucho, pero que planea lanzar una compañía de medios sociales y otras empresas. Los inversores ya sugieren que vale alrededor US$10.000 millones.

Las personas que valoran la empresa de Trump a este precio son los buscadores de acciones de todos los días. Todavía no pueden comprar acciones del Trump Media and Technology Group, pero sí pueden comprar acciones de una compañía de adquisiciones con fines especiales o SPAC, la cual planea fusionarse con el negocio de Trump. La noticia de la fusión hizo que las acciones de la SPAC se dispararan de unos US$10 a US$60 por unidad en las últimas cuatro semanas.

Si las acciones se mantienen en US$60, los accionistas de la SPAC se quedarán con una participación estimada de US$2.200 millones en la empresa combinada tras la fusión. Los inversores en 15 millones de warrants vinculados a la SPAC se quedarán con otros US$300 millones. Los actuales propietarios de la empresa de Trump —todavía no está claro cuál es el interés personal del expresidente en el negocio— recibirán unos 86 millones de acciones como parte del acuerdo, por un valor de US$5.100 millones.

Mira también: Meta introduce cambios en los anuncios: otro jaque al marketing digital

Suponiendo que las acciones se mantengan constantemente por encima de los US$30 en el transcurso de aproximadamente mes y medio después de la fusión, los propietarios del grupo de Trump recibirán otros 40 millones de acciones (valorizadas en US$2.400 millones a los precios actuales). En total, todo eso suma alrededor de US$10.000 millones.

Es mucho dinero en juego en un negocio apenas formado. En general, los inversores tienen una tendencia a sobrevalorar las SPAC, que están estructuradas de una manera que diluye a los recolectores de acciones cotidianas. En un documento de abril, investigadores de Stanford y la Universidad de Nueva York analizaron 16 SPAC que se fusionaron en 2019 y 2020, y que luego cotizaron durante al menos doce meses después de sus fusiones.

Publicidad

En promedio, perdieron el 35% de su valor durante ese tiempo, incluso cuando el mercado creció. “Esto no es más que un SPAC con esteroides”, dice Michael Klausner, un coautor del estudio que se desempeña como profesor de negocios y derecho en Stanford. “Si combinas bombo y platillo, obtienes bombo y platillo al cuadrado”.

La razón por la que esta SPAC tiene tanto bombo es porque está vinculada a uno de los mayores vendedores de la historia de los negocios estadounidenses, Donald Trump. Los anteriores presidentes han sacado provecho de su fama pronunciando discursos y escribiendo libros.

Pero un discurso o un libro solo pueden mantener la atención de alguien durante cierto tiempo. Trump, en cambio, quiere crear un producto que atraiga a sus seguidores durante años, un esfuerzo que es más ambicioso y, potencialmente, más lucrativo que escribir un bestseller o ir al circuito de conferencias.

Detrás de las cifras

Los inversores parecen apostar por los enormes seguidores de Trump. Antes de ser expulsado de Facebook, Instagram y Twitter, tras la insurrección del 6 de enero, Trump acumulaba casi 150 millones de seguidores en las plataformas, como señala con orgullo la cubierta de inversores de su nueva empresa.

En una encuesta realizada el mes pasado, para Politico y Morning Consult, el 37% de los votantes dijo que participaría “algo” o “mucho” en una plataforma respaldada por Trump.

Para una empresa que no tiene un producto en funcionamiento ni un historial financiero real, esas cifras cuentan para algo. Twitter, que dice que puede mostrar anuncios a unos 211 millones de usuarios al día, tiene actualmente un valor empresarial de US$40.000 millones.

Publicidad

En otras palabras, los inversores valoran al gigante de las redes sociales en unos US$189 por cada persona a la que puede mostrar anuncios diariamente. Si un tercio de los 89 millones de seguidores de Trump en Twitter se convierten en usuarios diarios de su nueva plataforma —y los inversores valoran su empresa como la de Twitter—, el Trump Media and Technology Group valdría, teóricamente, US$5.600 millones.

Si Trump atrae a un mayor porcentaje de sus antiguos seguidores, las cifras serían, por supuesto, mayores. Si, digamos, el 50% se convierte en usuarios diarios, el negocio de Trump podría defender una valoración de US$8.400 millones.

Una cifra aún mayor no le parece descabellada a Mark Zgutowicz, un analista de valores que cubre Twitter y Fox Corporation para Rosenblatt Securities. “Se podría llegar fácilmente a una valoración de entre US$9.000 y US$10.000 millones”, dice.

En este punto, sin embargo, el grupo de medios y tecnología de Trump todavía necesita construir un producto que funcione.

La empresa reveló sus planes para su imitación de Twitter, llamada Truth Social, el mes pasado. Pero, casi inmediatamente, unos bromistas se infiltraron en lo que parecía ser una primera versión del sitio. Una persona subió un vídeo de un cerdo defecando bajo el nombre “donaldjtrump”. Poco después, el sitio fue desconectado.

Siga todas las noticias de negocios en Forbes Perú.

Publicidad
Publicidad