Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Capital Humano

Mercer: 1 de cada 10 empresas en Perú evalúa dolarizar las compensaciones en 2022

Ante la devaluación del sol, las firmas contemplan negociar las bonificaciones y sueldo base en dólares, proyecta la consultora Mercer.

Publicado

on

tipo de cambio dólar
Foto: Pexels

En más de 10% se ha depreciado el sol frente al dólar en lo que va del año. Este golpe en la moneda peruana, sin duda, se ha sentido en los salarios de los ejecutivos, en un contexto en que la inflación ha elevado el costo de vida en el país. 

¿Qué vienen haciendo las empresas del país para retener el talento en este escenario? De acuerdo con un sondeo de la consultora global Mercer, 10% de las compañías locales evalúa migrar de soles a dólares algunos de los conceptos de la compensación que recibirán sus empleados en 2022.

“Ese 10% nos dijo que de continuar esta tendencia, de mantenerse el dólar por encima de los S/4, es probable que empiecen a hacer algún pago, ya sea el de bono de desempeño u otro elemento, en dólares”, comenta Gabriel Regalado, CEO de Mercer Perú

Según la encuesta, realizada a 50 empresas en el Perú (la mayoría multinacionales), los puestos que tendrían estos cambios serían exclusivamente los de alta dirección y cargos clave. 

Los cambios no consideran el salario bruto, pues decidir realizar los pagos de sueldos en dólares son medidas que las empresas toman cuando la devaluación de la moneda es crónica, señala Regalado. En Argentina y Venezuela, por ejemplo, es muy común que los ejecutivos ganen en dólares. 

Gabriel Regalado, CEO de Mercer Perú, precisa que solo una de las 50 empresas consultadas paga a sus empleados actualmente en dólares. Foto: Mercer

Para 2022, las empresas en el Perú observan que la dolarización de ciertos conceptos de la compensación, como las bonificaciones, podrían considerar una tasa de cambio fija acorde al mercado cambiario, comenta Regalado

De acuerdo con el CEO de Mercer Perú, otras ideas en evaluación de las empresas son el aplicar el cambio para el salario base de los ejecutivos, otorgar un bono compensatorio a fin de año o crear un fondo para estabilizar la compensación ante una potencial caída de la moneda.

Publicidad

El factor inflación

Un componente que marca el incremento anual de los salarios es la inflación, cuya tendencia ha sido al alza en lo que va del 2021. De hecho, al cerrar el año, esta tasa oscilaría entre 4% y 5,1% según la Encuesta de Expectativas Macroeconómicas del Banco Central de Reserva. Esos porcentajes están por encima del rango meta (3%) y del 2% registrado en el 2020.

Mira también: Tras su ‘boom’ por la pandemia, ¿cómo avanza el empleo freelance en Perú?

“Lo que están haciendo las compañías para el año entrante es evaluar en cuánto cierra la inflación y buscar cubrir esa situación. Si la inflación en el Perú termina cerrando en 4% o 5%, las compañías van a buscar moverse en esa magnitud, al menos para garantizar el salario real de los peruanos”, señala el CEO de Mercer Perú.

Este incremento salarial sí abarcaría a todos los empleados.

Asimismo, el ejecutivo recalca que la situación inflacionaria del Perú , a diferencia de la devaluación de la moneda local, se está acercando a la de otras economías de la región, como Brasil y México.

Menos atractivo para extranjeros

En el contexto latinoamericano, siempre era muy conveniente para los ejecutivos ganar su salario en soles, pues la moneda local era una de las más fuertes en la región, comenta Regalado. La situación ha cambiado.  

Publicidad

Revisa también: ¿Qué perfiles tecnológicos escasean en Perú y cuánto pueden llegar a ganar?

“La devaluación de la moneda hace que Perú sea menos atractivo para convocar a talento extranjero, porque vas a pagar menos dólares y la persona que está fuera ve [el pago en] dólares”, indica. 

En el caso de los empleados extranjeros que se encuentran trabajando en una empresa en el Perú, Regalado precisa que su flujo de caja también se ha visto afectado. Ello hace que la retención de estos perfiles se complique. 

“El extranjero viene por un período de tiempo particular. Entonces, si esa persona siente que su poder adquisitivo en moneda dura va a afectarse, ella va a empezar a pedir movimiento dentro de la compañía [cambio de puesto o país] y empezará a ver otras opciones. Eso también genera una presión”, añade el representante de Mercer. 

Siga todas las noticias de economía y negocios en Forbes Perú.

Publicidad
Publicidad