Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Economía y Finanzas

Moneda peruana inicia el 2022 con recuperación, pero factor político podría estropear horizonte

El sol anotó su peor registro histórico casi a mediados de octubre el año pasado.

Publicado

on

Sol se recupera por tasas y exportaciones, pero política podría estropear horizonte
Foto: Andina

La moneda peruana, que cayó un 10,3% el año pasado frente al dólar, está ganando terreno el 2022 gracias a mejores cifras de comercio y aumento de tasas de interés, dijeron analistas y operadores, pero los riesgos políticos por la gestión del gobierno liderado por el izquierdista Pedro Castillo podrían estropear el horizonte.

El sol ha subido un 2,37% en lo que va del año a su mejor nivel desde inicios de julio, cuatro semanas antes de que el presidente asumiera al poder.

La escalada comenzó en diciembre en medio de ofertas de dólares de corporativos y menores vencimientos de instrumentos cambiarios del banco central, en un contexto de retroceso global de la moneda estadounidense que redujo la presión sobre el sol.

Mira también: Número de peruanos que usó casas de cambio digitales se elevó 47% en el 2021, señala Rextie

El sol fue la cuarta moneda que más se depreció el 2021 en la región después de los pesos de Argentina, Chile y Colombia.

Analistas y operadores del mercado dijeron a Reuters que la presión sobre el sol cedería este año porque Perú espera otro récord en su balanza comercial, mejores ingresos fiscales y porque el banco central seguiría elevando su tasa de interés.

Publicidad

“Un factor estructural (para la subida del sol) es que hay mucha entrada de dólares por el lado de exportaciones”, dijo el economista jefe para Perú del BBVA Research, Hugo Perea. Se vislumbra además “una política monetaria que se mueve de manera rápida hacia niveles de neutralidad”, agregó el experto.

La trader de divisas de Renta4 SAB, Asvim Asencios, dijo que se prevé que el Banco Central —que elevó la semana pasada su tasa de interés por sexto mes consecutivo, ubicándola en 3%— continúe con ese ciclo alcista hasta 4,5% a fines del primer trimestre, mientras el país registra su inflación más alta en 13 años.

“Creo que el principal factor que ayudaría al tipo de cambio es que siga subiendo la tasa de interés de referencia”, dijo.

Cuatro de los seis analistas consultados coincidieron en que la moneda se apreciaría, algunos hasta S/3,80 por dólar este año en un escenario optimista. Otro afirmó que espera una depreciación de hasta S/4,15, mientras que el último refirió que era difícil dar una proyección por la situación política.

Este miércoles, el sol cerró en S/3,895 por dólar.

Foto: Pexels

La moneda peruana, por años una de las más estables en América Latina, anotó su peor registro histórico casi a mediados de octubre, al marcar S/4,138 por dólar antes de que Castillo removiera a su jefe de gabinete ministerial Guido Bellido por uno más moderado.

Ruido político

Ahora, el factor político podría echar por tierra la recuperación del sol. Castillo, un moderado dentro de un partido político de izquierda más radical, está luchando contra un Congreso fragmentado, protestas mineras en curso y una investigación oficial sobre presunta corrupción y tráfico de influencias.

Publicidad

Los analistas coincidieron en que en este momento los fundamentos técnicos están pesando más que los temas políticos, aunque el sentimiento de los inversionistas locales siempre es más negativo en torno a los riesgos frente a los extranjeros.

Perea afirmó que existen “candados institucionales que están conteniendo los arrebatos populistas o radicales”, pero no se puede descartar periodos de volatilidad en el tipo de cambio.

“Este año tenemos elecciones regionales y podría ocurrir que movimientos proclives a tendencias radicales empiecen a copar el mapa político de Perú. Esto afectaría al sol”, manifestó.

Otro factor que ayudaría al sol es que en marzo se espera mayor ofertas de dólares por parte de los corporativos, sobre todo las empresas mineras para pagar el impuesto a la renta del periodo. Perú es el segundo mayor productor mundial de cobre.

Revisa también: Cepal baja su previsión de crecimiento para Latinoamérica a 2,1% para el 2022

“Vimos a empresas mineras vendiendo (dólares) prácticamente hasta el último día del año pasado en un contexto donde el tipo de cambio parece atractivo”, dijo un operador de cambios de un banco local. Y muchas firmas no mineras “ya tienen suficientes dólares en sus balances y portafolio”, agregó otro operador.

Publicidad

El avance de la vacunación contra el coronavirus sería otra de las razones que reduciría la presión sobre el sol, mientras se normalizan las actividades económicas en el país que sufrió en el 2020 una de las restricciones más duras en el mundo.

Perú, con una de las peores tasas de mortalidad en el mundo respecto al número de sus habitantes, ha vacunado hasta ahora poco más del 80% de su población objetivo, según el Gobierno.

“Lo que estamos viendo ahorita es una recomposición de carteras, en el entendido de que por fundamentos no se puede tener un tipo de cambio a S/4”, dijo Eduardo Jiménez, jefe del sistema de información de la consultora Macroconsult.

La economía local se expandió un 13,2% el año pasado, según proyecciones del banco central, tras hundirse un 11,1% el 2020. Para este año se espera que la producción avance un 3,4%.

Reuters

Siga todas las noticias de economía y finanzas en Forbes Perú.

Publicidad
Publicidad