Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Economía y Finanzas

OEFA autoriza reanudar temporalmente operaciones de carga en la refinería de Repsol

Hoy se cumple un mes del derrame de petróleo causado en la refinería La Pampilla. El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental autorizó la reanudación por 10 días para garantizar la provisión de petróleo crudo en el mercado peruano.

Publicado

on

Gobierno autoriza el reinicio parcial de las operaciones en la refinería La Pampilla

El fiscalizador ambiental de Perú autorizó el sábado la reanudación por 10 días de las operaciones de carga y descarga de hidrocarburos en el mar de la refinería de Repsol, con el fin de garantizar el abastecimiento de petróleo crudo en el mercado.

Las operaciones en los terminales de la refinería La Pampilla frente a la costa habían sido suspendidas el 31 de enero, tras el derrame de más de 10.000 barriles de petróleo a mediados del mes pasado en un hecho que el gobierno consideró como el mayor desastre ecológico en años en Perú.

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) precisó que la autorización temporal “no implica el levantamiento de la medida administrativa de paralización de las actividades de carga y descarga de hidrocarburos u otros productos en los terminales” de la refinería La Pampilla.

Lea también: Perú denuncia a Repsol ante la OEA por daño ambiental y económico

Las embajadas en Perú de los Países Bajos y de Francia dijeron el viernes que expresaron a la cancillería peruana “su preocupación” por el abastecimiento de derivados del petróleo en el país andino, para garantizar la continuación de los vuelos entre el Perú y Europa debido a que Repsol provée el 70% del combustible para la industria aerocomercial local.

El Gobierno dijo el jueves que el país podría enfrentar una escasez de combustible por la prohibición de la carga y descarga para la planta de la española Repsol, una medida que fue calificada por la compañía como “desproporcionada”.

Publicidad

La Refinería La Pampilla de Repsol, que abastece el 40% del mercado peruano de combustibles según la empresa, es la mayor de la nación andina y supone el 54% de su capacidad de refino.

Repsol ha enfrentado una reacción violenta generalizada por el derrame y ha dicho que terminará de limpiar el petróleo en el mar y la costa a fines de marzo. Fiscales peruanos están sopesando cargos penales contra los ejecutivos por el derrame y el Gobierno evaluando pedir indemnizaciones por los daños.

Reuters

Siga todas las noticias de economía y finanzas en Forbes Perú

Publicidad