Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Brand Voice

¿Por qué una verdadera inclusión educativa es impensable sin innovación?

Solo 3 de cada 10 jóvenes peruanos accede a educación superior. De acuerdo con Emma Barrios Ipenza, vicerrectora de Desarrollo y Aprendizaje Digital de la Universidad Continental, esta brecha puede superarse con una mentalidad innovadora, y son las instituciones educativas las llamadas a trabajar para impulsar el desarrollo que la juventud puede aportar a sus comunidades y al país.

Publicado

on

¿Por qué una verdadera inclusión educativa es impensable sin innovación?
Emma Barrios Ipenza, vicerrectora de Desarrollo y Aprendizaje Digital de la Universidad Continental. Foto: Universidad Continental.

Contenido auspiciado

El Digital Learning Center es una estructura fundamental dentro de la Universidad Continental, enfocada en analizar y comprender los perfiles y necesidades que los estudiantes de distintas regiones necesitan para acceder a una educación superior de buena calidad, y que les permita aportar en el desarrollo de su comunidad.

Emma Barrios Ipenza, vicerrectora de Desarrollo y Aprendizaje Digital de la Universidad Continental, es quien lidera este ambicioso proyecto y ha conseguido cristalizar la colaboración entre distintas áreas de la institución para hacer la educación superior más accesible para todos.

Lee también: Amazon Web Services prepara el terreno para los videojuegos globales

¿Cómo el Digital Learning Center puede realmente hacer la educación superior más accesible para todos los peruanos?

La tecnología nos ofrece herramientas que son muy útiles para predecir, por ejemplo, qué estudiantes se encuentran en riesgo de abandonar su carrera, a fin de comprender sus motivos, acompañarlos y darles el apoyo que necesitan para evitar la deserción. Gracias a la tecnología podemos también medir las capacidades digitales o didácticas de los docentes, para saber a quiénes y cómo dirigirnos con programas de capacitación y actualización que los ayuden a lograr mejores resultados en sus estudiantes.

La tecnología nos permite también ofrecer a los estudiantes nuevas formas de aprendizaje basadas en diferentes tecnologías, como la realidad aumentada o inmersiva, en situaciones reales y problemas reales de industria, negocios o ciencia. Con tecnología los estudiantes pueden experimentar sin riesgos, afrontar retos y solucionar problemas reales.

Publicidad

Además, es importante que todos los que estamos involucrados en la educación superior de los jóvenes peruanos tengamos claro que ellos ya no son o no pueden ser estudiantes de tiempo completo. Más allá de la capacidad económica que tengan para afrontar los gastos de cursar estudios superiores, debemos reconocer que los jóvenes de hoy no están haciendo ni quieren hacer una sola cosa en sus vidas. Saber esto es realmente avanzar hacia un verdadero acceso universal a la educación superior. Los estudiantes necesitan y quieren trabajar o mantener otras actividades mientras están estudiando y eso no les va a ser posible con modelos tradicionales.

Además: Especial educación | Así cambiaron los programas internacionales de las universidades tras la pandemia

En este proceso, ¿usted cree que la digitalización se ha convertido en un imperativo para mantenerse vigente?

Antes de la pandemia, las estadísticas de matrículas en América Latina ya mostraban una preferencia por estudiar en línea. Esa realidad también ayuda a desmentir la creencia de que la educación en línea no tenía la misma calidad que la educación presencial ya se está terminando de desmentir.

Ahora, que el 83% de las empresas declara que ha escalado al trabajo remoto y el 84% ha acelerado sus procesos de digitalización ¨¨, estudiar en una modalidad a distancia, con los estándares de calidad necesarios, representa una ventaja para nuestros estudiantes, ya que utilizan, viven y desarrollan las competencias digitales que el mundo laboral requiere.

¿Pero cómo apostar por este tipo de Educación en un país con una brecha digital tan amplia como la que tenemos en Perú?

La experiencia de adaptación de muchas instituciones educativas en pandemia, que pasaron las mismas horas de clase presencial a clases remotas no es educación a distancia. Por el contrario, la principal virtud de la educación a distancia de calidad es que te ofrece flexibilidad. En la Universidad Continental nos aseguramos de que el diseño didáctico de los programas, aliado con la tecnología, brinden al estudiante y docente la mayor libertad y flexibilidad sin depender de internet todo el tiempo. Pueden descargar o ingresar a los recursos de aprendizaje y estudiar a su ritmo, pueden autoevaluarse de manera autónoma, regulando su avance, si no pueden asistir a las video clases, luego las pueden ver grabadas, contando siempre con el soporte del docente, consejero o mentor.

Apoyándonos en nuestro enfoque multimodal, organizamos alternativas para que nadie se quede sin estudiar, independientemente de sus condiciones. Los estudiantes que no cuentan con internet son la prioridad de las vacantes de clases presenciales, mientras que otros, que prefieren asistir de manera remota por razones de lejanía geográfica, salud o trabajo, todos tienen la posibilidad de asistir a través de un aula híbrida, especialmente acondicionada. Las personas con discapacidad pueden elegir su modalidad de estudio gracias a nuestra apuesta por la accesibilidad.

* Estadística de la Calidad Educativa (ESCALE) del Ministerio de Educación.

Publicidad

** Future of Jobs Report 2020- World Economic Forum

Para más noticias de negocios siga a Forbes Perú desde Google News

Publicidad