Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Negocios

Megabite: la foodtech peruana que arriba a México con sus restaurantes digitales

La startup que recibe el 100% de los pedidos de manera online ingresó a Ciudad de México la semana pasada. Pedro Neira, CEO de Megabite, comenta a Forbes que abrieron una ronda postseed que les permitirá abrir hasta 15 cocinas ocultas en dicha ciudad y lanzar ocho nuevas marcas este 2022.

Publicado

on

Pedro Neira, CEO de Megabite, señala que la foodtech peruana ingresa a México
Foto: Forbes / Karen Candiotti

Los alquileres, la abultada planilla y los altos costos fijos han sido siempre una amenaza latente para la rentabilidad de los restaurantes. Pero la pandemia trajo ciertos cambios a la industria. El delivery de comida creció en 350% en el Perú durante el 2020 —según Euromonitor International— y la expansión de locales para operar cocinas ocultas han marcado el trazo de hacia dónde emprender en el rubro.

Con este viento a su favor, y un foco especial en el componente tecnológico, nació Megabite a inicios de este año. Esta foodtech peruana opera restaurantes digitales en los cuales funcionan varias marcas desde una cocina oculta, y se ubican en ciudades con alta densidad poblacional y una fuerte presencia de las delivery apps. Lima fue la primera y, desde la semana pasada, Ciudad de México, es la segunda metrópoli en la que opera Megabite con apenas ocho meses de operación.

Mira también: Chazki estima triplicar los paquetes enviados a nivel regional al cierre del 2021

“Ciudad de México es, definitivamente, nuestro mercado más importante y el más atractivo. Sabemos que es una ciudad muy densa y con mucho consumo, pero también hay mucha competencia. A diferencia del mercado peruano de delivery apps, allá tienen tres players que casi se dividen el mercado”, comenta a Forbes Pedro Neira, un emprendedor serial (fundó Adondevivir.com y Mi Media Manzana) que es CEO y fundador de Megabite.

“Creemos que tenemos una propuesta gastronómica que puede competir en cualquier ciudad del mundo. Esa es la razón por la cual hemos decidido expandirnos tan rápidamente”, añade.

Los otros dos cofundadores de la foodtech peruana son Diego Herrera y Diego de la Puente. Ellos, además, son fundadores de MCK Hospitality, empresa dueña de restaurantes peruanos premium, como Osaka, KO Asian Kitchen y Dondoh, que tienen presencia en varias ciudades de América Latina y EE.UU. Este know how fue clave para la creación de las marcas digitales en categorías populares y pensadas desde cero para el delivery.

Publicidad

Con todo ello —asegura Neira— la reducción de costes en infraestructura, personal y gastos fijos les permite brindar productos de “super alta calidad” a un precio entre 30% y 40% menor al que ofrece el mercado premium.

Al cierre del año han lanzado ocho marcas, que incluyen propuestas desde hamburguesas para carnívoros y vegetarianos (Sisters), pizzas con masa libre de gluten a base de coliflor (Naked Pizza), pokes (Hula Gula), makis (Rock N Rolls), entre otras más. Todas ellas llegarán a México “tropicalizadas” y de manera gradual.

“Para el año que viene sí tenemos pensado sacar por lo menos un par de marcas específicamente creadas pensando en el mercado mexicano (…) También las vamos a traer probablemente al Perú”, precisa el CEO de Megabite, firma que ya cuenta con 60 personas en el equipo.

Foto: Forbes / Karen Candiotti

Nueva ronda para despegue en México

Las ventas en las cuatro cocinas ocultas que opera Megabite en Lima —junto a un centro de producción— muestran un crecimiento de 40% mes a mes, aún con las restricciones sanitarias que persisten en el Perú.

Este avance les permitió, en agosto, levantar una ronda de inversión sobresuscrita (por encima de la meta planteada), en la que lograron captar fondos de Carao Ventures, Brazil Venture Capital y Arpegio VC. En noviembre, Megabite decidió abrir una ronda postseed.

“Ha iniciado con muy buena tracción y varias confirmaciones iniciales. Ya hemos logrado participación del fondo de inversión de Estados Unidos, SNR Ventures. Es un fondo que ha invertido en 70 compañías, de las cuales ocho son unicornios a la fecha”, comenta Neira. El CEO de la foodtech señala que este inversionista representa el 20% de la ronda postseed.

La ronda postseed le permitirá a la startup ejecutar su crecimiento en Ciudad de México, destino en el que esperan abrir entre 12 y 15 cocinas ocultas el 2022.

Publicidad

Asimismo, podrán lanzar ocho marcas más el año que viene en distintos segmentos, sin olvidar que parte del modelo de negocio de las marcas virtuales se basa en que no todas funcionen necesariamente.

Revisa también: Rappi quiere llegar a toda la ciudad de Lima con sus entregas ultra rápidas antes que termine el 2021

De momento, Megabite se concentraría durante el 2022 en potenciar su operación en México y, hacia finales de ese año, empezaría a evaluar su desembarco a una tercera ciudad. “Muy probablemente sería Miami o Sao Paulo“, comenta el CEO de la firma.

“La idea es tener un panorama regional bastante amplio porque nuestro modelo funciona únicamente en ciudades muy grandes y muy densas. Entonces, esto funciona en zonas como Santiago (Chile), Bogotá (Colombia), en Río [de Janeiro] y Sao Paulo (Brasil)”, agrega, dando un vistazo de cuál sería su ruta de expansión en los siguientes años.

En camino a una experiencia personalizada

La data, el oro del siglo XXI, también es una pieza clave del negocio de Megabite. De hecho, su visión de largo plazo, según Neira, es ser “el Spotify del food-delivery”.

“Recibir una orden a través del canal digital significa acumular una cantidad de data que nos sirve para hacer más eficientes las operaciones a un nivel que ningún restaurante puede llegar. Pero también nos sirve para acumular una cantidad de datos del usuario y darle una mucho mejor experiencia”, explica Neira.

Publicidad

“Sabiendo tu patrón de consumo, los ingredientes que te gustan, el momento y el día en que abriste la aplicación recibirás una recomendación de un plato que ha sido creado específicamente para ti”, proyecta el ejecutivo.

Foto: Forbes / Karen Candiotti

Un paso hacia esa dirección es el lanzamiento de su app propia en enero, con la cual empezarán a acumular data más precisa de sus usuarios. Gradualmente le irán añadiendo más funciones, explica Neira.

La app, precisa, permitirá enviar los pedidos mediante servicios de terceros (como Urbaner o Chazki). Además, desde esta aplicación se realizaría un pedido multimarca, pues todo proviene de una sola cocina. Es decir, uno podrá pedir una hamburguesa, un poke y una pizza, ejemplifica Neira, con un solo costo de envío y un solo momento de entrega.

Siga todas las noticias de negocios en Forbes Perú

Publicidad