Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Negocios

Tres cambios que la pandemia provocó en las empresas peruanas

La pandemia golpeó a algunos sectores más que a otros. No obstante, también allanó el camino para el despegue de algunas startups y el avance de la digitalización.

Publicado

on

Tres cambios que la pandemia provocó en las empresas peruanas
Foto: Pexels

Hace dos años, en el Perú se inició la cuarentena obligatoria, una medida que duró varios meses y que fue una respuesta ante la pandemia. Desde ese entonces, el país ha sufrido bastante en el frente sanitario, ya que la COVID-19 le ha costado la vida a más de 200.000 peruanos. Sin embargo, la pandemia también infringió cambios en las empresas locales.

Lee también: Estos cuatro emprendimientos peruanos promueven la equidad de género

Justamente, Forbes Perú, de la mano de voceros gremiales y académicos, presenta tres cambios relevantes que experimentó el tejido empresarial peruano.

  • Sectores golpeados y con una recuperación lenta

Hubo sectores más afectados que otros durante la pandemia, especialmente en sus momentos más críticos (en las primeras olas y antes de que inicie la campaña de vacunación). Entre los rubros más afectos figuran hotelería, turismo y entretenimiento, dice Gonzalo Guerra-García, profesor de ESAN Graduate School of Business.

Además, Peter Anders, presidente de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), señala que, en la actualidad, los sectores comercio y servicios todavía registran una recuperación lenta, ya que fueron los que más tiempo demoraron en reanudar actividades. El dato es relevante para toda la economía. “En el Perú, de las casi 3 millones de empresas existentes, el 44,4% se dedica al comercio y el 42,1% a servicios”, dice Anders.

Lee también: Esta marca de ropa peruana busca conquistar las tiendas de lujo de Europa y Asia

Guerra-García también detalla que ha habido un impacto negativo en las mypes, ya que muchas tuvieron que cerrar debido a que no contaban con la espalda financiera para sobrellevar la cuarentena y las restricciones. De hecho, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática, el número de mypes que operaba en el país se redujo 48,8% en 2020. Por el contrario, como resalta Guerra-García, la pandemia fomentó que se creen más empresas unipersonales.  

Publicidad
  • Florecieron las startups

El otro lado de la moneda empresarial a dos años de la pandemia lo representan las startups. Solo en el primer semestre de 2021, la inversión en estos emprendimientos peruanos alcanzó los US$18 millones, lo que supone un 80% más que en el mismo período de 2020, informó la Asociación Peruana de Capital Semilla y Emprendedor (Pecap).

Aunque hubo más inversión, Jenny Ruiz, directora ejecutiva de la Pecap, explica, no obstante, que el panorama no fue alentador para todos los emprendimientos. Según la vocera gremial, las startups asociadas a coworking y transporte se vieron afectadas por la crisis, mientras que las de educación (edtechs) y medicina (healthtechs) despegaron.

“En general, vemos mucho interés en el mercado. Esto ha resultado en valoraciones más altas”, concluye Ruiz.

  • El trabajo remoto y la digitalización están en la agenda

Guerra-García señala que otro cambio es la mayor importancia que ahora le dan las empresas al trabajo remoto. Hoy más empresas lo usan y, de hecho, algunas ya operan en una modalidad híbrida, dándole a sus empleados la posibilidad de trabajar en casa o en la oficina.

Según un estudio de PwC publicado el año pasado, 97% de las empresas peruanas (principalmente grandes) trabajan tanto en modalidad remota como en modalidad presencial.

“Antes de la pandemia, una cantidad muy pequeña de empresas se había atrevido a implementar un día de trabajo virtual. (…) [Actualmente], los gerentes de recursos humanos están repensando el trabajo presencial y están muy abiertos a innovar y, de alguna forma, a establecer estas plataformas híbridas, dado que no están pensando en regresar a 2019”, explica el profesor de ESAN. 

La digitalización es otro tópico clave en las agendas de las empresas. De hecho, un estudio que la consultora Baufest difundió en agosto del 2021 pasado señaló que las compañías peruanas aumentaron en 30% su inversión en transformación digital en el año previo. Además, de acuerdo con una investigación de Dominio Consultores, 66% de las empresas grandes y medianas en el Perú ya usa servicios de cloud computing, una muestra de cómo la digitalización ya ha penetrado en el país.

El home office ya es parte de la nueva normalidad de los trabajadores. Antes, solo unas pocas empresas lo ensayaban, sostiene Gonzalo Guerra-García, de profesor de ESAN Graduate School of Business. Foto: Pexels

Desafíos internos y externos

Más allá de la pandemia, las empresas peruanas deben hoy lidiar con factores externos e internos para seguir creciendo. En el frente local, según el presidente de la CCL, el actual Gobierno está afectando las expectativas respecto a la economía “y, por tanto, a las decisiones de inversión empresarial”. De hecho, según el Banco Central de Reserva del Perú, la inversión privada crecerá este año 0%.

Mira también: ¿Qué retos tendrán los negocios en Perú durante 2022? Nueve CEO locales responden

Publicidad

En el externo, además de la crisis sanitaria, hoy las firmas locales deben moverse alrededor de los efectos que genera la invasión rusa a Ucrania. Para Gonzalo Guerra-García, el efecto más tangible con el que ya están lidiando las empresas es el aumento del precio de los combustibles, lo que aumenta el costo del transporte. “Desde ya, sin mencionar el tema de los granos, va a haber un impacto en la inflación. Gran parte de los alimentos provienen de la carretera central. Esto tiene un impacto directo en el bolsillo del consumidor”. 

Esta nota contó con la colaboración de Manuela Zurita

Para más noticias de negocios siga a Forbes Perú desde Google News

Publicidad