Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Negocios

Tesla inaugura su primera fábrica europea en Alemania

La inauguración de la fábrica de Tesla atrajo a muchas personalidades a la localidad de Grünheide, cerca de Berlín. Elon Musk ya ha entregado los primeros autos. Para el este de Alemania, esta es una importante señal.

Publicado

on

Elon Musk inaugura su primera fábrica Tesla en Europa

Dos años después del inicio de la construcción, la primera fábrica europea de Tesla en Grünheide, cerca de Berlín, se pone oficialmente en marcha. El jefe de la compañía estadounidense, Elon Musk, voló este martes (22.03.2022) a su fábrica para entregar a sus clientes los primeros automóviles eléctricos de producción alemana. El lunes por la noche, Musk escribió en Twitter: “¡Estamos encantados de entregar los primeros vehículos de producción en serie de la Giga Berlín-Brandeburgo!”.

Brandeburgo celebra este proyecto de mil millones de dólares, que dará empleo a 12.000 personas en el futuro y planea producir 500.000 automóviles al año, como una señal para todo el este de Alemania. En la ceremonia de apertura estuvieron presentes el canciller Olaf Scholz y el ministro de Economía Robert Habeck.

Los ecologistas, por su parte, siguen protestando, principalmente, debido a la preocupación por el suministro de agua potable. Según una iniciativa ciudadana de Grünheide, las objeciones durante el proceso fueron ignoradas y se ha actuado “al límite de lo legal”.  Para ellos, los automóviles eléctricos de Tesla son “todo menos respetuosos con el clima”.

Construcción bajo su propio riesgo

El ministro Habeck dio la bienvenida a la “enorme inversión” del fabricante estadounidense de automóviles eléctricos. Tesla habría puesto en marcha la construcción “básicamente sin financiación pública” y “ha apostado decididamente por Alemania como sede empresarial”, afirmó Habeck en Grünheide. “Este corto tiempo de construcción de la fábrica puede servir de referencia para la velocidad de Tesla en otras áreas”, añadió.

Tesla se arriesgó a construir gran parte de la fábrica con permisos preliminares. La aprobación final para la planta se dio recién a principios de marzo. La empresa se ve a sí misma en una “misión para acelerar la transición global hacia la energía sostenible”. En cualquier caso, los fabricantes de automóviles alemanes como Volkswagen, BMW o Audi, se enfrentarán en su propio país con la gigantesca fábrica en una nueva competencia en el segmento de la electromovilidad, que está creciendo rápidamente. Musk, pionero de los automóviles eléctricos, había anunciado esta millonaria inversión en noviembre de 2019 y comenzó la construcción de su fábrica en febrero de 2020.

Lea también: Tesla sube los precios de sus autos en China y EE.UU. por segunda vez en una semana

Publicidad

Originalmente, Musk quería iniciar la producción en Grünheide a mediados de 2021. Pero la aprobación tardó más de lo previsto, en parte porque Tesla registró recién después una fábrica de baterías, que todavía está en construcción. La aprobación definitiva de la gigantesca planta -en una superficie total de más de 227.000 metros cuadrados- no se produjo hasta hace solo unas dos semanas, cuando las operaciones de prueba ya estaban en marcha. Rápidamente, Tesla trató de trabajar con las condiciones impuestas.

Efecto positivo para el este de Alemania

Según la empresa, más de 3.000 personas trabajan ya en Grünheide. En la página web de la empresa hay ofertas de empleo en decenas de áreas. El primer ministro de Brandeburgo, Dietmar Woidke, ve con esto un efecto positivo para todo el este de Alemania: “Creo que ya estamos en una fase muy buena de desarrollo en el este de Alemania. Después de más de 30 años, ya era hora”. Por otro lado, Woidke desestimó la preocupación por el consumo de agua de la fábrica. “No hay ningún problema por el volumen”, dijo Woidke, argumentando que, aunque la nueva fábrica está situada en una área de protección del agua, se habrían cumplido todos los requisitos.

Le puede interesar: Enel Perú: “El plan de inversión en renovables abarca a todo el país”

El primer automóvil que se fabrica en Grünheide es el modelo Y Performance, un vehículo de tamaño medio, de dos toneladas de peso, con un alcance de 514 kilómetros y una aceleración de cero a 100 kilómetros por hora en 3,7 segundos. La compañía cifra el precio de entrada en 63.990 euros.

Tesla destaca que la fábrica se construyó con criterios de sostenibilidad, que el impacto en la fauna de la zona fue bajo y que se replantaron árboles en otras áreas. Y el consumo de agua por vehículo sería inferior al de la competencia.

Región pionera en electromovilidad

Por su parte, la Federación de Industrias Alemanas (BDI) elogió la rápida ejecución del proyecto. “La velocidad de Tesla debe servir de modelo para los proyectos de inversión en Alemania”, declaró el presidente de la BDI, Siegfried Russwurm, a la agencia DPA. El intenso apoyo del Gobierno habría acelerado considerablemente el proceso. Las empresas industriales alemanas desearían un respaldo similar para cada procedimiento de aprobación.

Publicidad

Además: Después de 90 años en la cima, GM ya no es el primer fabricante de automóviles en EE. UU. ¿Qué compañía ocupó su lugar?

Con la apertura de Tesla, el este de Alemania refuerza su rol de pionero internacional en la electromovilidad, cree Birgit Dietze, gerente de IG Metall, el poderoso sindicato de metalúrgicos de Alemania: “La planta de VW en Zwickau, así como la de BMW y Porsche en Leipzig, la de Mercedes y Daimler en Marienfelde (Berlín) y Ludwigsfelde (Brandeburgo), y muchas otras representan el considerable potencial de la región en la competencia mundial por el liderazgo en la expansión de la movilidad climáticamente neutra”.

Para más noticias de negocios siga a Forbes Perú desde Google News

Publicidad