Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Negocios

¿Por qué 2023 será distinto, según BlackRock?

El mayor fondo de inversión del mundo dice que las fuertes subidas de tasas de interés provocarán recesiones en los países desarrollados.

Publicado

on

¿Por qué 2023 será distinto, según BlackRock?

En su último comentario de mercado, el mayor fondo de inversión del mundo, BackRock, anticipa los tres cambios que “dan forma” al 2023.

“Vemos tres cambios que dan forma a 2023. Primero, vemos que las economías de los países desarrollados enfrentan una recesión. En segundo lugar, los bancos centrales detendrán las subidas de tipos cuando el daño económico sea más claro. La inflación de bienes debería caer bruscamente a medida que cambia el gasto. Pero no esperamos recortes de tipos ya que la inflación se mantiene por encima de los objetivos de política. En tercer lugar, la reapertura de China y el gasto interno impulsarán el crecimiento global a medida que golpeen las recesiones de DM. Nos gustan las acciones de los mercados emergentes sobre los marcos alemanes y nos gusta el crédito de alta calidad”.

Así de claros se muestran en BlackRock. Para la gestora, “en 2022, las economías de los países desarrollados crecieron, el crecimiento de China se desaceleró y la inflación y los tipos de interés aumentaron. En 2023, las fuertes subidas de tasas destinadas a reducir la inflación hasta los objetivos de política provocarán recesiones en los países desarrollados, el primer cambio desde el año pasado”, advierten.

Lea también: ¿Por qué el CEO de BlackRock, Larry Fink, ha perdido la credibilidad en el mundo de las inversiones?

“Ya estamos viendo evidencia de que las subidas de tipos están perjudicando a los sectores de la economía más sensibles a los tipos de interés, como la vivienda. Las alzas tienen un efecto retardado general que reforzará el dolor económico del shock energético en Europa y pesará sobre los consumidores estadounidenses a medida que agoten los ahorros. Creemos que las recesiones empujarán a los bancos centrales a detener las alzas: el segundo turno. Se prevé que la inflación caiga a medida que el gasto de los consumidores de EE.UU. cambie de bienes a servicios, arrastrando hacia abajo la inflación de bienes (línea amarilla en el gráfico). Pero la escasez de mano de obra probablemente hará que la inflación de los servicios sea más rígida (línea naranja). Por lo tanto, no vemos que los bancos centrales reduzcan los tipos para rescatar a los países desarrollados de la recesión”, afirman.

BlackRock

Empleos en cuestión

Según destacan en BlackRock, la oferta laboral reducida en los EE.UU. significa que las empresas tienen problemas para contratar. “Los datos de empleo de diciembre mostraron pocas señales de que la situación cambie fundamentalmente. El crecimiento de los salarios se enfrió, pero la escasez de mano de obra todavía lo está empujando a un nivel que hace que sea poco probable alcanzar el objetivo de inflación del 2% de los bancos centrales”.

“Lograr que la inflación se estabilice en los objetivos implicaría reducir la demanda laboral y necesitaría una recesión aún más profunda de lo que vemos en el futuro. Es por eso que vemos que los bancos centrales mantienen los tipos más altos durante más tiempo de lo que esperan los mercados en lugar de reducirlos. Y a largo plazo, vemos tres tendencias estructurales que mantienen las presiones inflacionarias más altas en promedio que antes de la pandemia: el envejecimiento demográfico, la fragmentación geopolítica y la transición a emisiones netas de carbono cero”, advierten estos expertos.

Publicidad

Le puede interesar: El multimillonario Jack Ma cedió el control de Ant Group

Además, en la gestora no pierden de vista las novedades de China, que está levantando rápidamente las restricciones de Covid-19. “Estimamos que su crecimiento económico será superior al 6% en 2023, amortiguando la desaceleración global a medida que la recesión golpea a las principales economías de los países desarrollados. Pero el aumento del crecimiento de China se verá atenuado por la caída de la demanda de sus exportaciones. No esperamos que el nivel de actividad económica en China vuelva a su tendencia anterior a Covid, incluso cuando se reinicie la actividad interna”, señalan. 

Por todo esto, en BlackRock refuerzan su visión táctica para este año y reiteran su postura defensiva.

Forbes Staff / Investing.com

Para más noticias de negocios siga a Forbes Perú desde Google News

Publicidad
Publicidad