Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Red Forbes

Licencia de maternidad: consejos para un equilibrado retorno al trabajo

¿Cómo procesamos la angustia de volver al trabajo después de haber sido mamás?, ¿cómo pueden las organizaciones acompañar a las mujeres en este proceso?

Publicado

on

Tengo un recuerdo demasiado fresco de qué significaba para mí el inicio del año escolar cuando era niña. “Tengo angustia”, le decía a mi mamá. Esa frase venía cada marzo antes de empezar clases. Había algo en volver al colegio que realmente me generaba angustia. Lo más irónico es que siempre volvía al mismo colegio, al mismo lugar donde estudiaban mis hermanas y primas y que era familiar. En mi vida adulta tuve angustias similares, pero nunca algo así hasta que llegaron mis últimos días de licencia de maternidad.

Mi empresa siempre ha sido un lugar seguro para mí. Yo, junto a mi socia y un equipo que considero mi familia, fundamos nuestra organización de cero. Sin embargo, un domingo antes de ese lunes de volver a trabajar, me sentí una vez más como la Andrea de la etapa colegial.

Otra ironía es que “volver” era meramente figurativo. Mi trabajo iba a ser en mi casa, al lado de mi bebé y dándole de lactar cada tres horas. Era un lujo en comparación a la realidad de billones de mujeres en el mundo.

Volver de licencia de maternidad es muy complejo porque la persona que se va no es la misma que regresa. No es como volver de vacaciones. Hay algo en la maternidad que te cambia para siempre. Esto no lo sabes hasta que lo vives. Primero, está el cuerpo que pasa por tantas cosas en poco tiempo. Incluso hoy, siete meses después de dar a luz, siento que todavía sigo en puerperio. Esa nueva Andrea que volvía a la oficina era una Andrea diferente. Con angustia por dejar a una bebe que veía indefensa y que todavía dormía en mi teta antes que en la cuna, con temor a haberse perdido esos meses fuera del trabajo donde sabía que en ese tiempo muchas cosas podían pasar y, sobre todo, con preguntas sobre cómo manejaré este nuevo lado de mi vida y los tiempos que necesito para cuidar de una bebe mientras lidero una empresa.

Trabajando más de siete años en temas de género sabía teóricamente que esta etapa era difícil y que justificaba que las mujeres opten por trabajos flexibles o a tiempo parcial. Y ahí vino mi dilema: ¿qué pueden hacer las empresas para que esa transición, especialmente para las mujeres, no sea tan difícil?

Cuando volví, mi socia me dijo algo que me dio paz: “el ritmo en este proceso lo pondrás tú”. Luego de preguntarme cómo me sentía y escucharme atentamente, me sentí mejor. Ella me estaba cuidando.  Al igual que en la época del colegio, la angustia llegó el lunes y se fue el martes. 

Publicidad

Fue un rápido entendimiento, que me permite hoy compartir en este espacio sugerencias sobre cómo pueden las empresas y las personas aliadas acompañar en este regreso a las mujeres madres:

  1. Haz una entrevista de bienvenida donde preguntes cómo se sienten. Pregunta sobre esos sentimientos, sobre esa nueva persona-madre que ha regresado a la empresa, sobre el cuidado que necesitan. ¿Qué teme?, ¿qué flexibilidad necesita?  
  2. Acompáñala en sus primeras semanas de regreso. No esperes que todo se resuelva en una reunión de bienvenida. Haz seguimiento periódico con espacios uno a uno en las semanas posteriores.
  3. Forma grupos de apoyo de mujeres madres dentro de tu empresa. En Aequales creamos un canal de slack “mamás-rockstars” donde nos acompañamos con preguntas, ideas, angustias, hablamos de culpas y entendemos que este sentimiento es compartido. Incluso entré a otro grupo en whatsapp de mujeres que no conozco, pero que al estar exactamente en el mismo proceso que yo, se convirtieron en amigas y aliadas. Esa sensación de tribu nos da paz. Considera hacer un grupo similar con padres.
  4. Dales verdadera flexibilidad. Sé que no todos los trabajos lo permiten, pero debemos fomentar una flexibilidad real. No se trata solo de respetar las horas de lactancia sino de entender cómo trabajar por resultados y no por horas. 
  5. Sí o sí ten un lactario. Así sean pocas mujeres en edad fértil en tu organización, si el trabajo es en oficina, por favor, ten en cuenta que esa persona tiene que sacarse leche y que necesita el ambiente adecuado. Incluso puedes crear un espacio pequeño con una silla o un sillón, minirefri y que sea privado. No tener ese espacio solo hace que el regreso sea más doloroso.
  6. No hagas reuniones luego de las 6 de la tarde. Esto es algo que muchas mujeres de mi tribu virtual me dijeron. Cuando vuelves a trabajar quizás el cambio más fuerte es pasar de estar todo el día con tu bebé a no poder compartir casi nada de espacios con él o ella. La hora de dormir es muy importante, especialmente aquellos días donde no puedes tener algún otro momento con tu bebé. Este es un mensaje a las personas sin hijos: los niños y bebés duermen de 6 a 9 pm, por favor, no agenden nada en esos horarios.
  7. No empieces reuniones antes de las 9 de la mañana. Este es otro tema. Las personas que tenemos bebés no dormimos. No se trata de que luego de la licencia mágicamente los bebés duerman doce horas seguidas en la noche. Si bien esa es la suerte de algunas familias, creo que son pocas. Las personas que acabamos de tener un bebé dormimos muy poco y empezar antes de las 9 am es realmente agotador. No agotes a tu gente. En ese punto, incluyo también a los papás que se desvelan y están también agotados.

Para los hombres padres que leen esto, tengo un consejo adicional: dénos el apoyo emocional que necesitamos. Las noches previas a regresar al trabajo mi esposo fue mi equipo, me dio paz. Me ayudó a darme cuenta que era un proceso gradual y tenía que tomármelo así, con amor y mucha calma. 

Y a todas las mujeres madres que han pasado por eso, no se olviden que son un ejemplo absoluto de admiración. Sé que la maternidad nos hace dudar demasiado de sí lo estamos haciendo bien o no. Es de admirar el “simple” hecho de volver. No dejes de reconocértelo.

Sobre la autora:

Andrea de la Piedra es comunicadora y CEO y cofundadora de Aequales.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Perú.

Siga todas las noticias de economía y negocios en Forbes Perú.

Publicidad
Publicidad