Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Red Forbes

Criptofiebre: nueve aprendizajes estratégicos de la última conferencia global de Bitcoin

Es hora de aceptar que tendremos parte de nuestros ingresos y patrimonio en criptomonedas, opina el consultor Luis Carlos Chacón.

Publicado

on

Bitcóin se encamina a racha de pérdidas récord tras el colapso de las 'stablecoins'
Foto: Archivo

Por esta época del año, hace dos décadas, 25.000 personas llegaban al sur de la Florida para atender una fiesta electrónica. Hoy se reúnen para hablar de criptomonedas. Los tiempos cambian y adaptarse es la esencia del negociante. 

El ‘Charging Bull’ de Wall Street, construido en 1989 para celebrar el ímpetu y recuperación de la bolsa Neoyorquina, se enfrenta en 2022 a su versión futurista: el ‘Miami Bull’ de South Beach, el cual proclama la descentralización del sistema financiero y a sitúa a la ciudad como la capital global del crecimiento exponencial de las criptomonedas

He hablado con diferentes usuarios DeFi (acrónimo para finanzas descentralizadas) desde magnates, académicos, ejecutivos en cargos directivos, estudiantes, amas de casa, contratistas, meseros, y taxistas. Todos relatan con adrenalina sus ‘criptoaventuras’, con subidas y bajadas dignas de Six Flags. Un tema ya normal. 

Lea también: ¿Qué tipo de talento en criptomonedas buscan gigantes como Google, PayPal y Amazon?

De acuerdo con la ponencia de Peter Thiel (un ícono de Silicon Valley desde siempre), actualmente, la edad promedio del usuario de criptomonedas es de 32 años. Eso explica que participen el mismo número de personas en la tercera edición del Bitcoin Conference que asistentes al último concierto de Doja Cat. También hace que muchos al llegar se sientan ‘viejos’ o ‘desactualizados’. 

‘Si la edad es mental, estar actualizado es la mínima responsabilidad del profesional competente’ decía Karl Lagerfeld. Bajo ese ‘espíritu’, comparto nueve aprendizajes de la visita al ‘cryptoevento’, partiendo de un conocimiento básico en este tema.

Publicidad
  1. El ‘hit’ logrado en ediciones anteriores con anuncios, como la adopción legal del bitcóin en El Salvador, no llegó. Incluso se especulaba con ‘nombres’, como Apple o Amazon. Para los adeptos estos ‘golpes de confianza’ incentivan al no creyente y soportan la valoración, que se espera regrese a noviembre de 2021, cuando se pagaba más de US$60.000 por un bitcóin.
  2. Hay un ‘halo’ en el ambiente que a veces logra parecerse a un ‘culto’. Para los presentes, ellos son dueños de una verdad oculta por la cual se han revelado del sistema, y existen entes que buscan estancar el crecimiento de las finanzas descentralizadas, para mantener el estatus quo. Janet Yellen, el Foro Económico Mundial, Warren Buffet, o Christine Lagarde acá son ‘los malos del paseo’.
  3. El reto actual del bitcóin se centra en hacer que sea más práctico como método de pago regular. Hoy, la red BTC puede tardar entre 10 minutos y una hora para confirmar una transacción, con una tarifa promedio de dos dólares. Mientras que Visa puede manejar más de 1.700 transacciones por segundo, el blockchain de bitcóin puede procesar siete.
  4. Se presentó una tecnología llamada Lightning que promete pagos de bitcóin instantáneos con “tarifas excepcionalmente bajas”. Según sus creadores esta red puede escalar a millones o miles de millones de transacciones por segundo si es necesario. La expectativa es que esto logre derribar una de las principales barreras de las criptomonedas: transaccionabilidad.
  5. El evento tenía más de 400 patrocinadores (no es typo), en su gran mayoría relacionados con la cadena de valor de criptomonedas. Es fácil perderse entre el mar de marcas y servicios nuevos: desarrolladores de blockchain, contaners de refrigeración, contenido educativo. Cash App y Robinhood (ambas billeteras digitales) se destacan por cantidad de usuarios y posicionamiento de marca.
  6. El debate alrededor del impacto ambiental del ‘criptomundo’ se discute, pero desde la perspectiva de un tema que se repite cuando llega una tecnología disruptiva, como lo fueron los emails, los planes de datos, las redes sociales, las apps. Ahora el debate lo generan las criptomonedas. Contexto: una transacción de bitcóin deja una huella de carbono de 549 kg de CO2, equivalente a 91.000 horas viendo YouTube
  7. Para los criptousuarios, la coyuntura actual de inflación impactará a largo plazo a quienes confían en las monedas de la banca centralizada, la gran mayoría, porque irán perdiendo valor hasta que no alcancen ‘para nada’. Entonces, la única forma de salvar algo para el futuro estará en tener sus ingresos allá. Nadie descarta una remuneración profesional descentralizada.
  8. Para este grupo, es evidente que los bancos centrales van hacia la quiebra, de ahí su afán por crear los CBDC (monedas digitales de tipo oficial) . Para los asistentes, esto le quitaría la libertad a su sistema.
  9. Después de cuatro días de eventos (donde las fiestas no pararon),el entorno de negocios de las criptomonedas atraviesa la ‘adolescencia’. De ahí se gesta su volatilidad, las oportunidades crezcan desproporcionadamente, su rebeldía ante el sistema.

Sobre el autor:

Este artículo fue escrito por Luis Carlos Chacón, consultor global de negocios; enfocado en consumo masivo, estrategia competitiva, innovación, y prospectiva. Fue publicado originalmente en Forbes México.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Perú.

Siga todas columnas de opinión en la sección Red Forbes en Forbes Perú

Publicidad