Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Red Forbes

¿Qué tan peligroso es ser mujer en el Perú?

Andrea de la Piedra, CEO y cofundadora de Aequales, reflexiona sobre por qué el Perú sigue siendo un lugar peligroso para las mujeres y propone acciones concretas para afrontar este problema.

Publicado

on

¿Qué tan peligroso es ser mujer en el Perú?
Foto: Pexels.

Es diferente nacer hombre que mujer en el Perú. Es diferente ser niño que niña en una sociedad como la nuestra. En el marco del Día de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres, que se conmemoró el 25 de noviembre, espero que estas líneas ayuden a empatizar con una problemática que empieza desde que somos niñas y que luego arrastramos como adultas y generan daño a toda la sociedad.

1. Las niñas tuvieron menos acceso a educación durante la pandemia

En el Perú, el 55% de las niñas entre 8 y 11 años están a cargo de labores de cuidado durante el día. El 82% lo hace más de cuatro veces por semana durante la pandemia, según datos de Unicef. Esas horas dedicadas a roles en el hogar provoca que las niñas tengan que interrumpir sus estudios.

Lee también: ¿Cómo deben hablar los CEO ante los casos de acoso sexual?

Conforme crecen, las responsabilidades aumentan. Se las recarga de tareas domésticas, mientras que, por lo general, los hombres de su entorno familiar tienen más tiempo para dedicarse al estudio, la diversión y el descanso.

2. Las niñas están más expuestas a la violencia de género y a la trata de personas

El 94% de víctimas de trata entre el 2007 y 2021 fueron mujeres. De este porcentaje, el 72% son tratadas con fines de explotación sexual. Además, las niñas y adolescentes representan aproximadamente el 45% de los casos de trata sexual en Perú. Por su parte, el 57,7% de mujeres reporta alguna vez haber sufrido violencia de parte de sus parejas. Adicionalmente, cada mes al menos 13 mujeres son víctimas de feminicidios.

Probablemente, no hay mujer en el Perú que alguna vez en su vida no haya tenido miedo a que le pase algo: que pueda ser violada, secuestrada y tocada en el transporte público, en una discoteca o que sea víctima de violencia en un taxi camino a casa. Las mujeres vivimos pensando qué usar para intentar prevenir que algo nos suceda, a pesar de que día a día conocemos más casos que demuestran que no estamos seguras en general.

Publicidad

Además: Startup mexicana Kavak despide personal y reduce gastos

Al analizar esta situación lo primero que debemos entender es que este no es un “problema de mujeres”. Es un problema de quienes agreden a las mujeres. Es un problema del sistema en el que vivimos, que una y otra vez demuestra que la base de toda esta violencia es el machismo y los estereotipos de género que nos rodean desde que nacemos.

Frente a todo esto, ¿cómo generamos el cambio? Los ciudadanos, empresas, escuelas y gobierno tienen un rol. Realizar los cambios que necesitamos no recae en únicamente en acciones de ley o en el fortalecimiento de instituciones. Necesitamos que, desde todas las áreas de la vida social, las personas se sumen.

Para esto, me gustaría proponer algunas ideas para afrontar esta dramática situación:

  1. Rompe tus estereotipos en casa. Es hora de educar y educarnos en corresponsabilidad y distribución equitativa de las tareas del hogar, de tal forma que las niñas y adolescentes tengan oportunidades de dejar atrás la pobreza. ¡Haz tu parte!
  2. Si estás en una empresa, promueve acciones para sensibilizar. Es necesario formar equipos de trabajo que no solo identifiquen actitudes violentas, sino que logren desnaturalizar las prácticas que se disimulan en la cotidianidad y que, al mismo tiempo, violentan en el ámbito personal y laboral. Es importante conversar del acoso sexual y que la cultura empresarial tenga una actitud de tolerancia cero.
  3. Promueve las conversaciones que cuestionan privilegios. Si eres hombre, tienes un rol fundamental en la transformación de la percepción de la masculinidad para prevenir la violencia de género. Súmate a la causa.

Distintos organismos internacionales nos advierten que las brechas de género están a cientos de años de eliminarse. Si no tomamos acción desde hoy, las niñas de nuestro país, en algunos años, tendrán que atravesar las mismas dificultades que vivimos actualmente. Por ellas que estarán por llegar, las que estamos y por las que nos anteceden, tenemos la tarea de seguir trabajando por una sociedad en donde ser mujer no sea un peligro.

Para más noticias de negocios siga a Forbes Perú desde Google News

Sobre la autora:

Andrea de la Piedra Garcia es CEO y cofundadora de Aequales.

Publicidad

Las opiniones expresadas son solo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Perú.

Siga todas columnas de opinión en la sección Red Forbes en Forbes Perú

Publicidad