Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Tecnología

Tras caídas de Amazon Web Services: ¿Los clientes decidirán irse, quedarse o diversificarse?

Las interrupciones en el servicio de AWS irritó a los clientes, quienes cada vez dependen más de los proveedores de la nube para almacenar datos vitales. Algunos buscan cubrir sus apuestas con acceso a otras plataformas.

Publicado

on

Tras caídas de Amazon Web Services: ¿qué harán sus clientes?
Ilustración para Forbes.

Cuando Amazon Web Services sufrió su tercera interrupción importante en cuestión de semanas el mes pasado —afectando a millones de personas, desde ciclistas de Citi Bike hasta espectadores de Disney+ y clientes de Delta Airlines—, casi ninguno de sus clientes corporativos expresó su frustración públicamente.

Pero dentro de las salas de juntas y las oficinas de esquina, la interrupción más reciente del 22 de diciembre fue el último recordatorio de los riesgos de depender de un solo proveedor de nube.

“Las interrupciones de AWS fueron un ojo morado para la empresa a medida que más firmas corren hacia la nube”, dice Dan Ives, analista de Wedbush Securities.

AWS ha sido durante mucho tiempo el líder en la nube, con el 41 % del mercado mundial de infraestructura en la nube, y generó ingresos de US$16.000 millones en el tercer trimestre de 2021.

Mira también: Falla mundial de Amazon Web Services deja en el limbo a Nequi y hasta a Disney

Dura competencia antes y después de las interrupciones

Aunque fue el proveedor pionero en la nube desde su lanzamiento en 2006 –volviéndose esencial para las pequeñas y medianas empresas que subcontratan sus redes–, AWS ha estado defendiéndose de la dura competencia de Microsoft, que, según la consultora Gartner, creció el doble de rápido que AWS en 2020 a medida que avanzaba para abastecer a las grandes corporaciones.

Publicidad

Microsoft no desglosa sus ingresos de la nube pública, pero las cifras comparables más recientes de Gartner muestran que, en 2020, Azure generó ingresos de US$12.000 millones de los servicios de infraestructura de la nube pública, en comparación con los US$26.000 millones de AWS. (Google Cloud se quedó atrás con US$4.000 millones).

Ahora que las interrupciones han reforzado los riesgos de depender de un solo proveedor, comienzan a surgir señales de que las corporaciones recurren cada vez más a Microsoft. Una investigación publicada este mes por Bank of America muestra que el 23 % de los directores de información de 185 grandes empresas de todo el mundo esperan gastar la mayor parte de sus presupuestos en la nube durante los próximos 12 meses en Microsoft Azure, en comparación con el 11 % para Amazon AWS.

Un portavoz de AWS afirmó que la empresa tiene un mejor historial de confiabilidad que cualquier otro proveedor de la nube. “Ser pioneros en este nivel de confiabilidad a la escala de AWS es un logro de ingeniería sin precedentes”, dijo el portavoz en un correo electrónico. “Sin embargo, entendemos cuán críticos (importantes) son nuestros servicios para los clientes y sus usuarios finales, y no estamos satisfechos a menos que el rendimiento no se distinga de la perfección”.

Foto: Getty Images

AWS también dijo que creía que los clientes deberían apegarse a múltiples regiones de la nube dentro de AWS, en lugar de celebrar acuerdos de múltiples nubes con otros proveedores para enfrentar la exposición a las interrupciones. “Una arquitectura de múltiples nubes es técnicamente compleja, crea una mayor latencia y da como resultado una menor disponibilidad y resistencia reales que la arquitectura de alta disponibilidad en AWS”, dijo el portavoz.

Microsoft se negó a comentar.

Lo que piensan las empresas

Las empresas suelen ser reacias a hablar públicamente sobre sus estrategias de nube y cuánto gastan, especialmente si se trata de un solo proveedor. Forbes preguntó a 45 empresas afectadas por las interrupciones de AWS, incluidas McDonald’s, Toyota y Coinbase, si utilizan varios proveedores de nube o si estaban considerando hacerlo, y si las recientes interrupciones de AWS las habían llevado a cambiar su estrategia de nube.

El servicio de viajes compartidos Lyft hizo anteriormente quizás la declaración más audaz contra Amazon después de que la interrupción más reciente de AWS apagó las estaciones Citi Bike que opera en Nueva York y Nueva Jersey, diciendo que “estamos tan frustrados como nuestros pasajeros”. Lyft, que había dicho que planeaba “construir redundancia” en su sistema, se negó a comentar más o decir si estaba considerando mudarse a otro proveedor de nube.

Publicidad

Cuando se le preguntó si las interrupciones habían provocado un replanteamiento de su dependencia de AWS, un portavoz de Toyota subrayó la necesidad de que las empresas revisen sus estrategias cuando falla el sistema y que, para las empresas más grandes, “puede significar una construcción más compleja el usar más de un proveedor de nube”.

Revisa también: Amazon abrirá este año su primera tienda de ropa física

American Express, otro cliente de AWS, hizo eco de la necesidad de acceder a varias nubes. Evan Kotsovinos, jefe global de infraestructura de American Express, no dijo si Amex se vio afectada por las interrupciones de AWS, pero dice que la empresa tiene resiliencia incorporada en toda su red porque tiene acuerdos con múltiples proveedores, en múltiples regiones. Amex ha estado desarrollando su relación con Oracle, por ejemplo. “Diferentes nubes tienen diferentes fuerzas”, dice Kotsovinos. “Entonces, si realmente desea obtener el máximo valor de las nubes, debe colocar las aplicaciones correctas en la nube correcta”.

Mientras tanto, otros afirmaron su lealtad a AWS, a pesar de las interrupciones. Atlassian, que ejecuta todos sus productos sobre AWS, le dijo a Forbes que no está considerando a otros proveedores de nube. El CTO de Atlassian, Sri Viswanath, agregó que a la empresa no le preocupan los contratiempos de AWS. “Nuestros equipos de ingeniería analizan regularmente escenarios de tiempo de inactividad de juegos de guerra”, dijo Viswanath en un comunicado. “Entonces, cuando ocurrió la interrupción de AWS, teníamos planes de mitigación y pudimos limitar el impacto general para nuestros clientes”.

1Password, una empresa de gestión de contraseñas valorada en US$6.800 millones tras una ronda de financiación este mes, confirmó que utiliza una sola región de AWS, pero dijo que compensa los riesgos de interrupciones cifrando los datos de sus clientes localmente. “Al final del día, nuestras decisiones se toman en función de los mejores proveedores de infraestructura de su clase, y nuestras elecciones no se desencadenan por un solo evento”, dijo el CTO de 1Password, Pedro Canahuati, en un comunicado.

Mira también: De Amazon a Twitter: los CEO que dijeron adiós a sus puestos en 2021

Publicidad

Y un portavoz de Slack dijo que “nuestra estrategia para los socios de la plataforma en la nube no ha cambiado y esperamos continuar nuestro trabajo con AWS”.

Múltiples nubes

Para ser claros, Microsoft Azure y Google Cloud también han experimentado interrupciones. En octubre, los clientes de Azure no pudieron acceder a un conjunto de servicios durante ocho horas. Y en noviembre, los sitios web de las empresas de Snap, Home Depot y Spotify, entre otros, no funcionaron después de que Google Cloud experimentara una interrupción causada por una falla en la configuración de la red. Las interrupciones también ocurren como resultado de problemas con los servicios en la nube, que a menudo brindan conexiones de “última milla” de los proveedores, como Akamai y Fastly.

Y desde 2019 se ha producido una importante migración a entornos de múltiples nubes, donde las grandes empresas utilizan más de un proveedor, un movimiento acelerado por la pandemia, que obligó a las empresas a subcontratar sus redes mientras sus empleados trabajaban desde casa. Una encuesta realizada por la firma de investigación de la nube Futuriom publicada en octubre encontró que el 55 % de las grandes empresas utiliza actualmente dos o más proveedores de la nube, mientras que el 83 % evalúa la creación de redes de múltiples nubes.

Un 66% de las empresas grandes y medianas en el Perú ya usan cloud computing, dice estudio de Dominio Consultores
Foto: Freepik

Los esfuerzos de Amazon para mantener leales a los clientes de la nube se han visto cada vez más afectados por la percepción de que puede competir con ellos. Capital One, uno de los clientes más importantes de AWS, anunció en la conferencia anual AWS re:Invent en noviembre de 2020 que “se lanzaría de lleno a la nube” al cerrar todos sus centros de datos y haber migrado sus redes a AWS. Pero Capital One le dijo a Forbes que ha firmado acuerdos con otros proveedores de la nube, que dice que aprovecha “para casos de uso de nicho”.

Dadas las elevadas ambiciones de Amazon en el sector de los servicios financieros, es probable que crezcan los acuerdos de nicho de Capital One con otros proveedores, dice Steve Mullaney, director ejecutivo de Aviatrix, que ayuda a las empresas, incluida Capital One, a administrar múltiples entornos de nube. “¿Qué hay en tu billetera?” Mullaney dice, haciéndose eco del eslogan del banco. “Bueno, ¿adivina qué?: tal vez una tarjeta de Amazon”.

En un comunicado, un portavoz de Capital One dijo: “Capital One fue el primer gran banco de Estados Unidos en salir por completo de los centros de datos y entrar en la nube. Elegimos a AWS como nuestro proveedor de nube predominante por la variedad de servicios y, en la actualidad, somos uno de los mayores usuarios de AWS, junto con líderes tecnológicos como Netflix”.

Por ahora, las interrupciones son el recordatorio más reciente para las grandes corporaciones del riesgo de depender de una nube, dice Mullaney. Los apagones de AWS fueron “gasolina en el fuego”, dice Mullaney. “Los últimos remanentes, los rezagados, probablemente aceleraron a esas personas” para pasar a múltiples nubes.

Publicidad

Siga todas las noticias de tecnología en Forbes Perú

Publicidad