Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Especiales

Especial educación | Clases virtuales e híbridas: ¿El nuevo camino de la educación?

La preferencia de los alumnos hacia las clases virtuales sigue siendo alta en momentos en que la educación semipresencial e híbrida toma vuelo. Por lo pronto, además de mantener algunas clases de pregrado en formato online, las universidades han puesto sus ojos en el segmento de posgrado para presentar maestrías 100% virtuales y programas cortos totalmente nuevos.

Publicado

on

Educación híbrida PUCP
Foto: PUCP

Este segundo semestre del año, el Gobierno aprobó el retorno a las clases presenciales en las universidades públicas y privadas, así como las escuelas de posgrado. Se trata de un retorno “gradual y progresivo”, según las autoridades, que también deja una pregunta evidente: ¿será el fin de las clases a distancia en el Perú?

Las universidades dejan claro que no lo es. Ante la pandemia, las instituciones volcaron recursos e inversiones para consolidar sus plataformas para las clases virtuales. De hecho, el 86% de las universidades en el Perú usaron los sistemas de gestión de aprendizaje para la comunicación y para conducir las clases a distancia, de acuerdo con un estudio realizado en Latinoamérica por Instructure. Hoy, todos estos cambios han traído una oferta educativa más flexible, mientras que los estudiantes —que están pisando las aulas por primera vez en casi dos años y medio— continúan mostrando interés en las clases virtuales.

Mire también: Trii: “En Perú, el mayor reto que hemos encontrado es la brecha de educación financiera”

Por ejemplo, en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), cerca del 30% de estudiantes de pregrado prefirió inscribirse mayoritariamente en clases presenciales y un 40% eligió matricularse principalmente en clases virtuales —tanto en tiempo real (síncronas) como en diferido (asíncronas)—. El 30% restante lleva cursos virtuales y presenciales en casi la misma proporción durante este semestre, comenta Jorge Bossio, director de Aprendizaje Digital y Online de la UPC. Sin embargo, un dato resaltante es que esta preferencia por las clases virtuales se acentúa en los cursos para adultos: más del 60% de los inscritos en carreras EPE prefirió los cursos a distancia, ante la flexibilidad que otorga la oferta de cursos en distintas modalidades.

En esa línea, Cristina del Mastro, vicerrectora académica de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), precisa que, en el caso de su entidad educativa, hay una gran preferencia de la virtualidad en los programas de posgrado. Además, detalla que, en pregrado, el 89% de los alumnos matriculados optó por al menos un curso presencial.

“En el 2023, esperamos continuar con estas modalidades —semipresencial en formato híbrido (con clases presenciales y virtuales a tiempo real en paralelo), formato no híbrido (algunas clases presenciales y otras totalmente virtuales) y formato a distancia (que es totalmente remoto y que combina clases a tiempo real y actividades asíncronas)— de manera regular, pues los estudiantes han manifestado su preferencia por la semipresencialidad y la no presencialidad en posgrado”, comentó.

Publicidad

Nueva oferta a distancia

Un reciente estudio del OBS Business School proyecta que la industria global del e-learning pasará de facturar US$ 185.260 millones en 2020 a US$ 388.230 millones hacia el 2026. Este gran crecimiento se alineará también con la nueva oferta que se gestará en las universidades. En el caso de las casas de estudio peruanas, estas vienen implementando nuevos programas totalmente virtuales (tanto asíncronos como síncronos) e híbridos (que incluyen aulas especiales y tecnología para dictar clases tanto a los alumnos presenciales como a los remotos en tiempo real). Asimismo, tienen un foco muy marcado hacia las personas que trabajan o buscan seguir un posgrado.

Además: ¿Trabajo remoto o trabajo híbrido? Los latinoamericanos prefieren ambos modelos casi por igual, según encuesta

En el caso de la ESAN Graduate School of Business, la escuela de negocios ha añadido programas de posgrado semipresenciales y blended (que combina clases presenciales con clases y actividades virtuales asíncronas o en diferido), revela Peter Yamakawa, decano de esa escuela de posgrado. En tanto, en septiembre, ESAN lanzó 15 nuevas maestrías especializadas dictadas de manera semipresencial, las cuales se añaden al MBA semipresencial y a las maestrías 100% virtuales que ya tiene la escuela. Recientemente, la entidad educativa lanzó los CIE (cursos intensivos de especialidad) que son 100% virtuales, interactivos y en tiempo real.

“Esta mayor flexibilización ha permitido que los niveles de matrículas mejoren y ya se esté a niveles prepandemia”, recalca Yamakawa, para luego comentar que la meta de la institución es que la mayoría de los programas de la ESAN cuenten con todas las modalidades posibles.

En esa línea, la PUCP espera que los programas de posgrado sean los que prioritariamente ofrezcan la modalidad virtual en tiempo real, mientras que, en pregrado, la universidad impulsa la modalidad semipresencial y la presencial (con la posibilidad de registrar el 20% de los créditos en clases virtuales). “En estos momentos, nos encontramos trabajando con los programas que cambiarán de modalidad y seleccionando los cursos virtuales de los programas que permanecerán en modalidad presencial”, agrega Del Mastro. Es así como el gran interés en las clases a distancia en posgrado ha hecho que la PUCP inicie el proceso de licenciamiento de 63 programas de posgrado en las modalidades semipresencial (híbrida y no híbrida) y remota, lo que ampliará su oferta y cobertura.

En cuanto a la oferta de cursos de posgrado de la UPC, esta incluye propuestas asíncronas, síncronas y una que mezcla ambas, tanto en modalidades presenciales como online. “La idea de la escuela de posgrado es que se adapte a las necesidades y características del profesional actual. Vamos a continuar con esa oferta de cursos porque son muy demandados”, dijo Bossio.

Publicidad

Por su lado, la Pacífico Business School cuenta con programas que se han diseñado y licenciado para que sean exclusivamente virtuales. En el caso de los programas de educación ejecutiva (que no otorgan un grado académico), la oferta se ha diversificado en programas completamente virtuales y asíncronos (con clases que se pueden tomar en cualquier momento), presenciales e híbridos. Sin embargo, los participantes optan por lo presencial y lo blended (que combina lo presencial con clases o actividades virtuales). El formato híbrido para esta escuela de posgrado es menos demandado, especifica Giuliana Leguía, directora de Pacífico Business School.

Revise también: Trabajo remoto y vacacionar al mismo tiempo: ¿Realmente vale la pena?

¿Podría ser mayor la oferta de los cursos a distancia en el Perú? La vicerrectora académica de la PUCP comenta que el tiempo que puede tardar licenciar programas originalmente presenciales en otras modalidades (semipresencial, 100% virtual o híbrido) aún es una limitación. Sin embargo, poco a poco este proceso va mejorando con los recientes cambios que ha realizado la Sunedu al disminuir los requisitos de admisibilidad de los procesos de modificación de licencia, señala Del Mastro. En cuanto a la oferta de propuestas híbridas, la académica considera que la principal limitante es el costo que implica equipar aulas híbridas —la PUCP cuenta con 190 de estas— y el equipo de apoyo durante las clases que requieren los profesores.

Aulas híbridas en la PUCP. Foto: Cortesía
Aulas híbridas en la PUCP. Foto: Cortesía

Cruzar las fronteras

La pandemia también trajo el desplazamiento de muchos ejecutivos, quienes se mudaron a otro país o ciudad del Perú aprovechando los beneficios del trabajo remoto. Es por ello que hoy existen enormes oportunidades para la educación de posgrado. La movilidad y el lugar donde la persona reside ya no están condicionados al lugar donde realizan actividades, indica Bossio, de la UPC. “Esto abre una gran oportunidad a distancia, porque rompe con las fronteras que, de alguna manera, la oferta educativa peruana se había autoimpuesto, y que hoy está pasando fronteras [hacia] donde probablemente la oferta educativa no era del todo apropiada”, agrega.

También: De junior a senior: conoce cuánto pueden llegar a ganar los perfiles tecnológicos más demandados en América Latina

Para aprovechar esta oportunidad de captar la demanda fuera del país, la vicerrectora de la PUCP señala también que, actualmente, tienen una oferta de cursos MOOC (cursos en línea masivos y abiertos) en la plataforma Coursera con contenidos propios. Además, se encuentran preparando más cursos, programas de especialización y otros productos educativos que serán ofrecidos a través de esta plataforma de alcance internacional.

Estaríamos ante una nueva etapa de productos educativos a distancia y flexibles que permitirán también la expansión de las universidades locales. Precisamente, Peter Yamakawa, de ESAN, recalca que el presente y futuro de la educación está marcado por instituciones que “brinden una enseñanza sin fronteras y los estudiantes puedan elegir la modalidad con la que quieran llevar sus cursos”.

Publicidad

Para más noticias de negocios siga a Forbes Perú desde Google News

Publicidad