Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Peru

Economía y Finanzas

MEF considera medidas para zonas en protesta, pero meta fiscal “no es negociable”

El ministro de Economía, Alex Contreras, señaló que el Gobierno necesitaba tomar “medidas muy rápidas” para estimular el crecimiento. Estimó que el impacto económico de las protestas ronda los S/80 millones diarios.

Publicado

on

Ministerio de Economía considera medidas para zonas en protesta, pero meta fiscal "no es negociable": ministro
Foto: Flickr / Presidencia Perú

El ministro de Economía y Finanzas, Alex Contreras, dijo el martes que el nuevo Gobierno planea medidas de estímulo económico para regiones donde han habido protestas tras la destitución del exmandatario izquierdista Pedro Castillo, pero afirmó que los objetivos fiscales no son “negociables”.

El país vive desde la semana pasada una crisis política debido a la expulsión y arresto de Pedro Castillo, que intentó llevar a cabo un autogolpe de Estado al disolver de forma ilegal el Congreso, provocando un cambio abrupto del poder y protestas que han dejado al menos seis muertos.

Mire también: Protestas en Perú: manifestantes atacan a la agroexportadora Danper y toman la planta de bombeo de gas de Camisea

“No descartamos algunas medidas para tratar de generar la reactivación en particular en estas zonas de convulsión. Nosotros reconocemos que hay un descontento de los ciudadanos”, dijo Contreras a Reuters.

Contreras prometió que se mantendría la responsabilidad en las cuentas fiscales, tras las advertencias de las agencias calificadoras de que la situación económica de Perú y el impacto por los disturbios podrían implicar un gasto público más elevado.

“El déficit fiscal es algo para nosotros no negociable”, afirmó el ministro, y agregó que el Gobierno necesitaba tomar “medidas muy rápidas” para estimular el crecimiento, pero “que puedan ejecutarse con los saldos que vamos a tener este año”.

Publicidad

Perú apunta a un déficit fiscal de un 2,5% del Producto Bruto Interior (PBI) este año y de un 2,4% el próximo.

Además.: México, Colombia, Argentina y Bolivia respaldan a Pedro Castillo y desconocen a Dina Boluarte como presidenta

El impacto económico de las protestas

Tras la expulsión de Castillo, la vicepresidenta Dina Boluarte asumió la conducción del país y envió el lunes al Congreso un proyecto de ley para realizar unas elecciones anticipadas en abril del 2024. Según la constitución Boluarte debe completar el actual mandato de cinco años hasta el 2026.

Contreras dijo que el impacto económico de las protestas, con algunos bloqueos de carreteras, ataques a la policía e incendios de sedes públicas y privadas, rondaba los 80 millones (US$21,05 millones) diarios.

“El impacto de las protestas es acotado, creemos que se van a moderar en los siguientes días”, dijo el ministro, y agregó que no obligarán al gobierno cambiar sus metas de crecimiento para 2023. “No vamos a revisar las proyecciones”.

“En el ministerio hablamos de resiliencia, tenemos una fortaleza inquebrantable por su pilar monetario y fiscal, eso se mantiene vigente”, acotó el funcionario por teléfono.

Publicidad

Calificadoras muestran preocupación

En noviembre, el anterior ministro de Economía, Kurt Burneo, dijo que la economía local crecería el próximo año entre 3,1% y 3,9%, un rango amplio frente al 3,5% estimado previo. Para el 2022 la proyección es de entre 2,7% y 3%, por debajo del 3,3% previsto antes en medio de un entorno internacional más adverso.

Mire también: ONU teme escalada de tensiones en Perú y pide contención a todas las partes

El ministro Contreras manifestó que conversó en los últimos días con algunas agencias calificadoras como Fitch y S&P Global, que mostraron su preocupación por Perú, pero que destacaron la fortaleza fiscal y monetaria que garantizan estabilidad.

“La mayor preocupación (de ellos) se debe a algo que nunca se ha dado en el Perú, incluso en un contexto de volatilidad, que la convulsión política pueda terminar generando alguna disrupción en el manejo de las cuentas fiscales”, señaló.

Esta semana S&P Global rebajó su previsión para Perú a ‘negativa’, desde ‘estable’ por un mayor riesgo político. La agencia Fitch dijo por su parte que la nueva gestión en Perú “es políticamente frágil” y que no estaba claro si la nueva presidenta podrá reducir las tensiones con el Congreso.

“Es simplemente una reacción creo natural de las calificadoras en un contexto de extrema volatilidad producto de este intento de golpe de Castillo”, dijo Contreras.

Publicidad

También: Cusco: cierran aeropuerto y suspenden tren a Machu Picchu por anuncio de protestas

“Nuestro objetivo es que el próximo año, en el más breve plazo, podamos ir recuperando algunos escalones en la calificación. Ya hay una ruta trazada por el lado político, eso creo que puede calmar a los mercados”, agregó.

Contreras, que fue viceministro de Economía y ha trabajado por años en el ministerio y el Banco Central de Reserva de Perú (BCRP), dijo que los agentes económicos han mostrado confianza en el gabinete de Boluarte.

“Me ha tocado conversar también con algunos inversionistas y ellos saludan el nombramiento de un gabinete que perciben como más técnico”, dijo el responsable del manejo económico del país.

Reuters

Para más noticias de negocios siga a Forbes Perú desde Google News

Publicidad
Publicidad